Ir al contenido principal

¿Quienes Somos?



  LA JUVENTUD: RESERVA IMPORTANTE DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA.
En México las clases explotadas y oprimidas están compuestas en su mayoría por jóvenes, es decir, que la clase obrera el campesinado pobre y demás pueblo trabajador son en su mayoría jóvenes. Por ello la juventud es contenedora de un gran potencial revolucionario capaz de oponerse al ataque del capital e incorporarse a la lucha de la clase obrera y del pueblo mexicano por la revolución socialista.

Por eso en la UJRM trataremos incansablemente de organizar en nuestras filas, a los jóvenes obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales, artistas, ecologistas, progresistas, deportistas, los contracultura, indígenas y de otros sectores populares; que estén dispuestos a luchar por una sociedad donde no exista la explotación del hombre por el hombre. Los jóvenes que nos agrupamos en la UJRM proclamamos nuestra decisión de integrarnos a la lucha por una transformación revolucionaria de la sociedad en México.

LA UJRM ES UNA ORGANIZACIÓN JUVENIL DE CARÁCTER REVOLUCIONARIO.

La Unión de la Juventud Revolucionaria de México (UJRM), es una organización juvenil, de masas, amplia, revolucionaria, democrática, popular, antifascista, progresista y anti imperialista, la UJRM es una organización juvenil de combate y lucha, que agrupa a todos los jóvenes honrados leales y comprometidos dispuestos a luchar por las reivindicaciones propias y demandas revolucionarias del proletariado y las masas populares; asimismo contra la opresión y explotación capitalista.

LUCHAMOS POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA.

La UJRM se plantea como objetivo fundamental desarrollar el combate y la lucha de los jóvenes bajo la guía teórica del marxismo-leninismo, asimismo se plantea ser la escuela, donde se eduquen y templen políticamente las amplias masas de la juventud en su lucha por el socialismo en México, como la única garantía de solución completa y definitiva para los problemas fundamentales de la juventud, de la clase obrera y del pueblo de México.

La UJRM es el brazo juvenil del Partido Comunista de México (marxista-leninista), por lo que reivindicamos su programa táctico y estratégico, y reconocemos en él al estado mayor del proletariado mexicano para organizar la revolución socialista en México.

En este sentido, nos oponemos y combatimos todo tipo de tendencias que tratan de desviar a la juventud del camino de la Revolución Socialista, como el reformismo, la socialdemocracia y el revisionismo.

La larga experiencia de la lucha de la clase obrera y el resto del pueblo trabajador, nos ha demostrado que enfrentamos una situación desigual, que la exigencia de nuestros derechos y legítimas aspiraciones chocan con todo la lógica del capitalismo, con su estado, con el poder burgués, que aprieta todas sus cuerdas para someternos con las cadenas de la explotación y la opresión. Esto significa que si no nos planteamos la meta de conquistar el poder, no lograremos cambiar la injusta realidad actual. Bajo este propósito, impulsamos, construimos y formamos parte del Frente Popular Revolucionario (FPR), expresión de la alianza estratégica de la clase obrera con los campesinos pobres y asumimos conscientemente sus programas máximo y mínimo.


Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!

M. Benedetti "La cultura del hombre de acción y la creación intelectual"

Por lo pronto, hay numerosas acepciones para el término acción en su correspondencia con la creación intelectual: desde identificarlo con la obra misma del escritor, ya que ésta es su acto de expresar, hasta definirla como la extrema práctica revolucionaria, pasando por una amplia gama de instancias laborales, sociales y políticas. No creo que sea la primera acepción- el mero acto de expresar- lo que hoy movilice o monopolice el tema, pero aún así conviene dejar una brece constancia. En nuestros países suele darle una actitud particular en relación con el intelectual. El hombre de acción, término que a veces se identifica con el de hombre político, en sus relaciones con el intelectual suele oscilar entre una exaltación superficial y una indiferencia casi menospreciativa.  Para el político crudamente conservador, reaccionario, el intelectual y el artista son casi siempre un estorbo, ya que aun en los más prudentes casos, formulan interrogantes de engorrosa respuesta, siembran dudas incóm…