Ir al contenido principal

Carta de un joven obrero, a mis hermanos de clase #Matamoros #CiudadJuárez

Matamoros, 18 de mayo, Foto: Rossy Conexión JM

Somos la juventud trabajadora que lucha en tiempos de pandemia y crisis
Esta pandemia ha puesto al descubierto la cruda realidad de la explotación. La pandemia en principio es algo que no asimilábamos que fuera tan grave y hay personas que siguen pensando que son cosas falsas, que son datos inventados. Estamos en un ambiente de desinformación y miedo. Nadie se imaginaba vivir en esta situación, las cosas se ponen cada vez más duras, la realidad tangible que vemos nos hace replantear las cosas que realizamos diariamente. Situación que nos obliga a trabajar más duro a los que no pueden parar. Servicios que parecían menos importante, se han vuelto necesarios por supervivencia y los explotadores han sacado provecho. En otros casos la codicia impide la interrupción del trabajo que se ha decretado incensario.
Una de las medidas tomadas por las autoridades de salud para esta contingencia fue cerrar las áreas que no son esenciales para la sociedad como centros comerciales y los lugares de alto riesgo donde no tienen control como los son los tianguis y áreas que son aledaños a las estaciones del metro.

Matamoros, 18 de mayo, Foto: Rossy Conexión JM

Las áreas que competen abarrotes y servicios esenciales para la población siguen funcionando. Y las empresas que trabajan este ramo como las grandes cadenas comerciales como lo son, Wal-Mart, Soriana, entre otras, se ven beneficiadas. Tan solo Walmart ha incrementado un 13% sus ventas en este trimestre.
Para mitigar los contagios dentro de estas, en Walmart la empresa en que trabajo, a compañeros vulnerables por tener alguna enfermedad crónica o por edad, se les ha extendido, por petición propia, la incapacidad para pasar la contingencia en casa, para no estar en riesgo latente.
Pero a consecuencia en las áreas se reducen de personal, los cajeros se reducen y las otras áreas igual. El área en el que yo estoy es el de la seguridad interna, y al igual dos de mis compañeros tienen incapacidad por lo que el trabajo es más pesado. 



En si el trabajo por persona aumenta, mientras que la empresa espera las mismas ganancias del año pasado e incluso pide rebasar esa meta. Compañeros de otras áreas de la tienda han sido reasignados al área de compras por internet, ellos durante el día se pasan armando los pedidos de los clientes en la tienda, pero al haber tanta demanda de compras por línea, les toma más tiempo armar los pedidos, saturándose de trabajo al grado que no pueden salir a comer a tiempo y la hora de comida se recorre casi a la hora de la salida.
Aunque las medidas de sana distancia están trabajadas dentro de la tienda es inevitable que no se tenga contacto, ya que muchos tienen contacto directo con las mercancía al ser surtidas.
A mediados de abril, cuando estábamos en la fase dos, nos enteramos, no por la voz de las autoridades ni de los gerentes de las tiendas, sino de la hermana de una compañera del área, que el jefe de recibo de la tienda que está en barranca del muerto había fallecido, después de haber presentado síntomas del covid-19 por no más de 5 días, lo cual no fue confirmado por las autoridades como covid-19 sino que fue causado por una neumonía. La tienda no cerro sigue en funcionamiento, las personas que tuvieron contacto con él fueron puestas en cuarentena, y la tienda fue sanitizada en una noche.

 
Walmart es una de las cadenas comerciales más importantes de México, que se ha logrado su expansión a través de soborno a funcionarios. Es la cadena más grande por número de ventas y tiendas en México incluso es la segunda empresa más grande en valor de mercado bursátil. Maneja las tiendas de autoservicio SAM's CLUB, Bodega Aurrera, Walmart Super Center y Superama. También las tiendas de ropa Suburbia y las cadenas de restaurante VIP's y El Portón. El consorcio emplea a más de 230 millones de gentes en todo el país y no es nada nuevo las paupérrimas condiciones laborales que ofrece a sus trabajares.
Lo cierto es que algunas áreas de nuestra sociedad son inevitables que dejen de funcionar en esta contingencia, ya que se necesitan diariamente insumos, comestibles y servicios básicos. 



Demandamos mejores condiciones de trabajo, aumento de salarios, y respeto de nuestra jornada laboral.
Denunciamos que en la misma situación otras empresas han despedido trabajadores, se han aprovechado para dales de baja y terminar muchas veces con la antigüedad que tenían dentro de esas empresas.
Por otra parte, nos unimos a la voz que han levantado los obreros maquiladores de la zona norte del país que contra toda lógica mantienen en funcionamiento la fábrica anteponiendo la ganancia sobre seguridad de los trabajadores.
No podemos descuidar nuestra fuente de ingresos, pero debemos actuar, y si es el caso de que nos estuvieran despidiendo por una causa injusta no debemos callar, levantemos la voz colectivamente podemos ganar nuestras luchas.  
Ser más sensibles para nuestros amigos, conocidos, y si tenemos información verídica de la situación por la que estamos pasando, informar a las personas manteniendo las medidas sanitarias.
En estos momentos de gran incertidumbre debemos recordar que somos civilizados; parafraseando a Margaret Mead antropóloga y poeta estadounidense, en una de sus clases cuando un estudiante le pregunta que ¿Cuál consideraba ella que era el primer signo de civilización en una cultura? A lo que ella respondió que el primer signo de civilización de una cultura antigua, era un fémur (pierna) roto y que después había sanado, ella explico que en el reino animal los animales no desarrollan esa capacidad de tomarse el tiempo para cuidar a sus compañeros, por lo que mueren al romperse una pata, pero al tener evidencia de que sanaron huesos rotos demuestra que tuvieron la sensibilidad que quedarse con la persona cuidarla por el tiempo suficiente para que sanara; ayudar a las demás personas en las dificultades es el punto donde comienza la civilización.
Escribiendo estas reflexiones desde la ciudad de México, mientras tanto tomando clases en lo posible en línea esperando a la reanudación de clases presenciales hasta nuevo aviso.

#PanSaludTrabajo
#SolidaridadDeClase
Unión de la Juventud Revolucionaria de México

"El argumento de que la guerra de guerrillas desorganiza el movimiento debe ser apreciado de manera crítica. Toda forma nueva de lucha, que trae aparejada consigo nuevos peligros y nuevos sacrificios, "desorganiza", indefectiblemente, las organizaciones no preparadas para esta nueva forma de lucha. Nuestros antiguos círculos de propagandistas se desorganizaron al recurrir a los métodos de agitación. Nuestros comités se desorganizaron al recurrir a las demostraciones. En toda guerra, cualquier operación lleva un cierto desorden a las filas de los combatientes. De esto no puede deducirse que no hay que combatir. De esto es preciso deducir que hay que aprender a combatir. Y nada más."
Lenin, (1906). Guerra de guerrillas 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La situación actual de la UNAM y el movimiento estudiantil

En semanas recientes, nos hemos encontrado con hechos muy sonados mediáticamente y que giran en torno a la Universidad Nacional Autónoma de México, siendo esto el mero reflejo de la situación de la educación pública a nivel nacional, de forma específica a problemas que atañen a la educación media superior y superior. Un acontecimiento en la mira de diversos grupos de interés político y el cual tomamos como punto de referencia para enunciar todas las situaciones desatadas fue la de la elección del Rector de ésta universidad, cabe resaltar que al tener en cuenta los posibles candidatos a ocupar el cargo se fueron descartando de a poco algunos de los más sonados hasta terminar en una terna conformada por Angélica Cuéllar Vázquez, Enrique Luis Graue Wiechers y Pedro Salazar Ugarte, la primera Directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el segundo el Rector en el cargo en aquel momento y por último el Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas. La constante ent…

La 4T quiere administrar la prostitución

El 17 de septiembre aprobarán la propuesta de Ley de Trabajadores no asalariados, que pretende regular la prostitución así como planea regular a los vendedores ambulantes en la Ciudad de México.Los diputados y diputadas de Morena, Temístocles Villanueva y la diputada Diana Sánchez Barrios presentaron su propuesta de ley.

Esta ley busca legalizar el sexoservicio, prohíbe los cobros por uso del espacio de la vía pública. Sin embargo, se plantea que las autoridades cobren una tarifa única a las personas que dan servicios sexuales en la ciudad, además, quienes se dediquen a esta actividad deberán obtener una licencia para desempeñar su labor mediante la cual podrán obtener preservativos en cualquier centro de salud, tendrán derecho a un seguro de desempleo por enfermedad, incapacidad o discapacidad.  A pesar de todo, sabemos que estas mujeres y hombres dedicados al servicio sexual no tienen ni tendrán derechos laborales, salario mínimo estandarizado, vivienda propia, prestaciones ni pensión…

¿Cómo debemos actuar los revolucionarios en las redes sociales?

En la fase actual del capitalismo el desarrollo de la informática ha permitido que la producción y circulación demercancías sujete cada vez mása la clase obrera, la juventud y los pueblos,incrementando la explotación, moldeando el consumo de las masas y modificando las relaciones sociales. A través de la informática los grandes monopolios han encadenado más a los trabajadores permitiendo que produzcan más en menor tiempo a través de la automatización, puedan estar inmersos en el proceso productivo o de consumo de manera remota a través de dispositivos móviles o fijos, permite que la explotación pueda ir más allá de la jornada laboral y con el naciente desarrollo de plataformas y redes sociales, se sujeta al trabajador por fuera de cualquier regulación, con nulos derechos laborales. Las redes sociales en la actualidad como el resto de medios de comunicación, articulan una conciencia colectiva que es encaminada por el sistemacapitalista a fortalecer el consumo, profundizar la enajenación …