Ir al contenido principal

¡A las calles a cerrarle el paso al desempleo juvenil!

A LAS Y LOS JÓVENES CONSTRUYENDO EL FUTURO
Egresados y aprendices en activo del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, debemos tener en claro que el desempleo juvenil no se revertirá durante la contingencia sanitaria por COVID-19.
Durante la última semana de mayo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó sobre esta problemática a escala global, especialmente agravada por la emergencia sanitaria. 

En el mundo 1 de cada 6 jóvenes menores de 29 años en edad de trabajar fue despedido a razón del cierre de su centro de trabajo o recorte de personal durante la contingencia por #COVID19 y aquellos que pudieron conservar sus empleos han experimentado reducciones en sus ingresos salariales, reportó en su informe.

En México, está problemática es aún más compleja si se clasifica la población joven por estrato socioeconómico. En el país hay 890,416 jóvenes menores de 29 años en edad de trabajar, de los cuales el 64.5% (632,468) pertenecen a los estratos socioeconómicos bajos y medios bajos.

En México la mitad de los desocupados pertenecen a un solo grupo, el de jóvenes de entre 15 a 29 años, mientras que la mitad restante se distribuye en tres grupos que engloban al resto de adultos jóvenes, adultos mayores y personas de la tercera edad, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.

Nuestra organización ha hecho mención sobre las salidas que se ofrecen en el régimen de la llamada Cuarta Transformación, la primera conocida como Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF), la cual tuvo una repercusión mediática fuerte para paliar los despidos juveniles que en este trimestre alcanzó el 39% según datos otorgados por INEGI, se tomó como excusa la crisis generada por el virus Covid-19. 

Con este programa se planteó qué ocurriría con los egresados, recordemos se anunció la implementación del “mes 13” para buscar ocupar o dar un lugar a estos jóvenes para continuar sus estudios, en este sentido los microcréditos otorgados por la Secretaría de Economía a través de las “Tandas para el Bienestar” se impulsaron como una forma de mantener un hilo de ocupación y así, la población que buscase impulsar un negocio propio lo pidiera realizar con un préstamo ínfimo de 6 mil hasta 15 mil pesos.

Los resultados obtenidos para el año anterior nos muestran que existen 204 mil 584 egresados de JCF, esto anunciado por la Secretaria del Trabajo, de este número solo el 29% se quedó a laborar en las empresas o dependencias dónde los recibieron, 27% en desempleo, 11% reanudó sus estudios y el 32% tiene intenciones de formar un negocio, esto según la dependencia señalada, teniendo esta información se observa que del total de jóvenes entrantes a este programa prácticamente más del 60% no tiene empleo ni posibilidades de estudiar.

Siguiendo con este comportamiento, la apuesta a las Tandas de Bienestar se piensa como una carta fuerte para nuestro sector, pero el panorama es poco alentador, el 71% de éstos créditos para el año anterior fue destinado para mujeres, no siendo este el problema, sino que se reportó fue usado para gastos del hogar y no para iniciar un negocio, una consecuencia natural podríamos asegurar, ya que la gran parte de la población en México vive en la informalidad y bajo un umbral de pobreza, el consumo en bienes necesarios es tan fuerte que no llega a su destino, y ni qué decir de la baja productividad de los negocios que pueden poner, esto solo conduce a la inevitable quiebra y al círculo vicioso de precariedad.

Al igual que JCF las Tandas se concentran en los estados con mayores número de población en pobreza clasificada en algún tipo, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco, son algunos de ellos, ahí se destinó el 70% de las tandas totales en el 2019.

Ante este panorama obscuro, llamamos a la juventud a tomarnos las calles, con las medidas sanitarias recomendadas, para acceder a condiciones no precarias de educación y trabajo, durante y posterior a la contingencia sanitaria.

Consideramos que lo primero es generar vínculos organizativos entre la juventud en cada centro de capacitación, para salir a las calles juntos y exigir del régimen de la Cuarta Transformación, que vía la Secretaria del Trabajo y Previsión Social:

1) Ingresen a la plataforma centros de trabajo ÚNICAMENTE  los que asuman compromisos económicos durante la capacitación, es decir que el Estado asuma el pago puntual del 100% de la beca al mes y los capacitadores paguen a cada joven, el salario mínimo por jornada laboral.

2) Para quienes se encuentran en el mes 13 o egresaron del programa: Es necesario demandar proyectos con un carácter distinto al endeudamiento de las Tandas para el Bienestar, que aunque no generen intereses no representan una salida efectiva frente a la crisis actual, con 6 mil pesos iniciales de crédito ¿Qué micronegocio puede levantarse durante la contingencia que permita emplear a trabajadores, cuente con infraestructura propia, permiso de operación para la producción venta y distribución?
En este sentido, nosotros proponemos que: 
Al egresar del programa y hasta por un año quiénes no hayan sido contratados en el centro de trabajo que se capacitaron, porque buscan una mejor opción, cuenten con el apoyo económico del Estado, permitiendo impulsar proyectos productivos a largo plazo, como el caso de cooperativas, de tal manera que parcialmente se pueda resolver la sobrevivencia de los jóvenes.

4) A partir del mes 13 sea obligación establecer relación laboral, es decir, se garantice la contratación colectiva de trabajo a la juventud que comprueba obtuvo la constancia de capacitación exitosa, de tal forma que partir del mes 13 cada joven capacitado acceda al goce de derechos laborales como el aguinaldo. 

5) Para los que egresan y retoman sus estudios,  planteamos debe ser necesario recortar el recurso destinado a la militarización del país y sea canalizado al  aumento al presupuesto para la educación pública para avanzar con el plan nacional de gratuidad de la educación, cero rechazados de las Universidades Públicas.



 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La situación actual de la UNAM y el movimiento estudiantil

En semanas recientes, nos hemos encontrado con hechos muy sonados mediáticamente y que giran en torno a la Universidad Nacional Autónoma de México, siendo esto el mero reflejo de la situación de la educación pública a nivel nacional, de forma específica a problemas que atañen a la educación media superior y superior. Un acontecimiento en la mira de diversos grupos de interés político y el cual tomamos como punto de referencia para enunciar todas las situaciones desatadas fue la de la elección del Rector de ésta universidad, cabe resaltar que al tener en cuenta los posibles candidatos a ocupar el cargo se fueron descartando de a poco algunos de los más sonados hasta terminar en una terna conformada por Angélica Cuéllar Vázquez, Enrique Luis Graue Wiechers y Pedro Salazar Ugarte, la primera Directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el segundo el Rector en el cargo en aquel momento y por último el Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas. La constante ent…

La UNAM y el modelo híbrido de educación

Recientemente el Rector de la UNAM presentó la propuesta para trascender a un modelo híbrido, el cual “hace referencia a la convergencia de la modalidad presencial con la modalidad a distancia”. Para lo cual se anuncian la disolución de la Coordinación de Desarrollo Educativo e Innovación Curricular, y la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia y se crea la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED). Y, por otra parte, el cambio de denominación de la Dirección General de Bibliotecas por Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información. Ambos cambios buscan consolidar el proceso de innovación de la educación como de sus acervos.
En otras palabras, se está anunciando la consolidación del modelo de educación “mixta” con el objetivo de reducir el aforo de la educación presencial. Y la crisis económica y sanitaria es el mejor contexto para justificar su implementación. Ya que también se requiere la …

Carta de un joven obrero, a mis hermanos de clase #Matamoros #CiudadJuárez

Somos la juventud trabajadora que lucha en tiempos de pandemia y crisis Esta pandemia ha puesto al descubierto la cruda realidad de la explotación. La pandemia en principio es algo que no asimilábamos que fuera tan grave y hay personas que siguen pensando que son cosas falsas, que son datos inventados. Estamos en un ambiente de desinformación y miedo. Nadie se imaginaba vivir en esta situación, las cosas se ponen cada vez más duras, la realidad tangible que vemos nos hace replantear las cosas que realizamos diariamente. Situación que nos obliga a trabajar más duro a los que no pueden parar. Servicios que parecían menos importante, se han vuelto necesarios por supervivencia y los explotadores han sacado provecho. En otros casos la codicia impide la interrupción del trabajo que se ha decretado incensario. Una de las medidas tomadas por las autoridades de salud para esta contingencia fue cerrar las áreas que no son esenciales para la sociedad como centros comerciales y los lugares de alto…