Ir al contenido principal

Trabajadores de plataformas, precarización y fetichización del COVID-19

 

En México, según la Organización Internacional del Trabajo (2018), más del 30% de la población activa del país son trabajadores autónomos, es decir, que carecen de cualquier contrato laboral que los proteja. Los cuales se ubican en un ambiente de flexibilidad laboral y precarización, ya que, a mayor libertad para gestionar sus tiempos, mayor es el abandono de la seguridad social. Estos trabajadores suelen desempeñarse en las empresas de economía digital que crean puestos de trabajo temporales y cuya versión más precarizada se encuentra en los repartidores de aplicaciones como Uber Eats o Rappi. Este sector se enfrenta diariamente a peligros que van desde asaltos, accidentes de tránsito, acoso sexual, problemas de salud –relacionados con la contaminación– y lesiones por esfuerzo repetitivo; situaciones que las empresas externalizan pues consideran a los repartidores “socios”, meros prestadores de servicios independientes con los que no se tiene ninguna obligación, lo que genera un incremento de la plusvalía para las empresas al transferir los gastos de equipamiento a los trabajadores; como la compra de mochila, teléfono, datos de internet, un medio de transporte, el seguro de vida y de daños a terceros.

La ganancia de estos trabajadores depende del tiempo que dedican al trabajo, pues ganan por entrega realizada; captando en promedio 24 pesos por viaje. Ya que depende de cada repartidor el tiempo empleado para su labor, se incentiva un mayor tiempo de trabajo por medio de metas a alcanzar que se ven reflejadas en niveles y recompensas. Lo anterior, crea una narrativa del rendimiento alienante que configura una dinámica de auto-explotación laboral que posibilita extender la jornada laboral mediante la “libertad” y flexibilidad del trabajador autónomo.

A raíz del COVID-19, la entrega de alimentos e insumos a aquellos que cuentan con el privilegio de quedarse en casa no para, pero sí traslada hacia los trabajadores de plataformas y a sus familias los riesgos del virus; traslado que las empresas han mantenido –a costa de los repartidores– al incentivar el consumo con entregas gratuitas y facilidades de pago. Sin embargo, este traslado de riesgos no es exclusivo de la pandemia, pues la entrega a domicilio es en México una forma de evitar riesgos como la delincuencia, produciéndose una relación fetichizada entre la aplicación y el consumidor, al invisibilizar que detrás del pedido va la vida de un repartidor, y que “engaña” al consumidor al presentar un mapa con repartidores fantasmas para crear una sensación de mayor oferta.

Así, empresas como Uber, más que ofrecer un servicio, brindan cuerpos auto-disciplinados con registro de identidad, un sistema de calificación, e incentivos por medio de premios y castigos que responderían al contexto de inseguridad, creando espacios asépticos y exclusivos para los sectores más privilegiados. Estos espacios responderían a una demanda de mercado, más que a cambios políticos que apunten a una mayor seguridad social, pues el capital, aun en esta crisis de salud no deja de buscar ganancias, continúa con su circulación por medio de una reserva de fuerza de trabajo que puede ser ocupada estacionalmente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La situación actual de la UNAM y el movimiento estudiantil

En semanas recientes, nos hemos encontrado con hechos muy sonados mediáticamente y que giran en torno a la Universidad Nacional Autónoma de México, siendo esto el mero reflejo de la situación de la educación pública a nivel nacional, de forma específica a problemas que atañen a la educación media superior y superior. Un acontecimiento en la mira de diversos grupos de interés político y el cual tomamos como punto de referencia para enunciar todas las situaciones desatadas fue la de la elección del Rector de ésta universidad, cabe resaltar que al tener en cuenta los posibles candidatos a ocupar el cargo se fueron descartando de a poco algunos de los más sonados hasta terminar en una terna conformada por Angélica Cuéllar Vázquez, Enrique Luis Graue Wiechers y Pedro Salazar Ugarte, la primera Directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el segundo el Rector en el cargo en aquel momento y por último el Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas. La constante ent…

La UNAM y el modelo híbrido de educación

Recientemente el Rector de la UNAM presentó la propuesta para trascender a un modelo híbrido, el cual “hace referencia a la convergencia de la modalidad presencial con la modalidad a distancia”. Para lo cual se anuncian la disolución de la Coordinación de Desarrollo Educativo e Innovación Curricular, y la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia y se crea la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED). Y, por otra parte, el cambio de denominación de la Dirección General de Bibliotecas por Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información. Ambos cambios buscan consolidar el proceso de innovación de la educación como de sus acervos.
En otras palabras, se está anunciando la consolidación del modelo de educación “mixta” con el objetivo de reducir el aforo de la educación presencial. Y la crisis económica y sanitaria es el mejor contexto para justificar su implementación. Ya que también se requiere la …

Carta de un joven obrero, a mis hermanos de clase #Matamoros #CiudadJuárez

Somos la juventud trabajadora que lucha en tiempos de pandemia y crisis Esta pandemia ha puesto al descubierto la cruda realidad de la explotación. La pandemia en principio es algo que no asimilábamos que fuera tan grave y hay personas que siguen pensando que son cosas falsas, que son datos inventados. Estamos en un ambiente de desinformación y miedo. Nadie se imaginaba vivir en esta situación, las cosas se ponen cada vez más duras, la realidad tangible que vemos nos hace replantear las cosas que realizamos diariamente. Situación que nos obliga a trabajar más duro a los que no pueden parar. Servicios que parecían menos importante, se han vuelto necesarios por supervivencia y los explotadores han sacado provecho. En otros casos la codicia impide la interrupción del trabajo que se ha decretado incensario. Una de las medidas tomadas por las autoridades de salud para esta contingencia fue cerrar las áreas que no son esenciales para la sociedad como centros comerciales y los lugares de alto…