Ir al contenido principal

Quien reniega de la participación política de las mujeres, afirma la esclavitud


Han transcurrido más de seis meses de constantes movilizaciones dentro de la Universidad Nacional Autónoma de México para la solución de las problemáticas vividas en todos sus planteles; entre las exigencias urgentes de los estudiantes se pueden destacar: La implementación de protocolos de seguridad en la universidad, el cese a la violencia de género, solución a la falta de presupuesto y aumento a la matricula, sin embargo, las autoridades se han negado a resolver las demandas de los estudiantes simulando diálogos públicos.

A pocos días de iniciar las clases en la institución, se ha presenciado un aumento de movilizaciones, convocando a asambleas, marchas y paros de labores resaltando la Facultad de Filosofía y Letras que actualmente se encuentra en paro indefinido, algunos Colegios de Ciencias y Humanidades y la Escuela Nacional Preparatoria, llegando al cierre de más de 12 planteles de manera simultánea. Aun cuando la respuesta estudiantil ha sido evidente y favorable, es necesario replantear aspectos tácticos, con la finalidad de involucrar a la masa de estudiantes al proceso de movilización de forma permanente y organizada, para evitar caer en la espontaneidad, desorganización y desarticulación del movimiento.

Se hace necesario aprender de experiencias en donde la falta de amplia organización, de la unidad, del aislamiento, desgasta y rompe, provocando que grupos oportunistas se aprovechen para salir mediáticamente y aumentar sus filas, así como las autoridades se adjudiquen las victorias del movimiento, mientras ahora deslegitiman cualquier demanda universitaria a través de comunicados oficiales donde muestran la poca claridad de las peticiones y una falsa negociación para el cumplimiento de las mismas.
Desde la base estudiantil de la Unión de la Juventud Revolucionaria de México hemos buscado evidenciar cual es el origen real de las problemáticas actuales y con ello discutir distintas propuestas organizativas necesarias dentro y fuera de la universidad, demostrando que una organización momentánea y limitada no reúne las fuerzas necesarias para hacer frente a los problemas actuales o futuros de la Universidad.

Respecto a las formas de organización y de lucha, a los estudiantes y sobre todo a las estudiantes que han tomado parte en la organización de la inconformidad, consideramos que si hoy las mujeres oprimidas ganan terreno en la participación política dentro de la sociedad de esclavitud asalariada, podrán enfrentarse con más experiencia a la clase esclavizadora en todos los aspectos de sus vidas, en ese futuro que se nos niega a la juventud y solo conquistaremos en las calles. No hay libertad sin intervención en las decisiones políticas, para llegar a este punto se requiere el poder económico, luego entonces, entenderemos quiénes son los y las responsables de lo que hoy es espejo la UNAM y la sociedad misma.

La violencia se ha perfeccionado, ¿hacia quiénes y con qué fin?, lo determina la lucha de clases. La libertad es el reconocimiento de la necesidad, no hay un momento estático en el movimiento de las mujeres; hay una ignorancia social de su vitalidad y repercusión en la transformación revolucionaria. Podemos cuestionar a las mujeres libres de voz, por su silencio, y también por su discurso y acciones; podemos criticar las ideas como sectarias oponiendo otras ideas que nos convengan desde donde estamos parados; sin embargo, la realidad siempre será la jueza y parte; es decir si caemos en la trampa ideológica-práctica de insistir en que una causa es absolutamente más importante que la otra, entonces nuestra identidad por la causa de la emancipación de la humanidad no tiene relación dialéctica con nuestro actuar. En nuestra brújula está asumir compromisos, acciones, extender nuestra solidaridad con los y las que hoy le disputan al régimen el hacer historia, ellos y ellas también son parte de la experiencia que habremos de colectivizar para derrocar el régimen actual y erigir la sociedad del trabajo productivo socialmente organizado, ejecutado y administrado según las necesidades de la mayoría, es decir, el socialismo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a los Obreros y obreras de Matamoros

Ya casi se cumplen 100 días, memorables para todos nosotros, desde aquel 25 de enero que la clase obrera se levantó en huelga...Por dar respuesta unánime a la opresión patronal, se ha demostrado que en los momentos difíciles aún hay entre nosotros gente que sabe defender los intereses que nos son comunes a todos los obreros, que nuestros patronos “sabelotodo” todavía no han logrado convertirnos en miserables esclavos de su bolsa sin fondo. 
Ante todo, camaradas, es preciso no caer en la trampa que con tanta habilidad nos han tendido estos señores del sindicato, el gobernador Cabeza de Vaca y los grupos empresariales. Ellos piensan de esta manera: 
“Si ya obtuvieron el 20/32, ahora hay que hacerlos sudar lo que nos han hecho perder, que vean en el país que no les será fácil levantarse en huelga, nos dicen que en este momento se ha paralizado la venta de mercancías, de manera que si continúa el trabajo en la fábrica en las mismas condiciones de antes, no nos será posible ob…

Venezuela: Obreras toman la empresa Trasnacional Thomas Greg And Sons y re organizan la producción

En nuestro país existe un proceso democrático burgués con aperturas democráticas, en el cual se ha venido construyendo instancias de participación popular, generando esto condiciones para una elevación de nivel político de las amplias masas populares y de organizaciones revolucionarias. Así como en otros sectores, en el área sindical se han desarrollado luchas trascendentales en cuanto a la toma de empresas, expropiaciones y recuperaciones de entidades de trabajo abandonas por parte del patrono como forma de acelerar la destrucción de aparato productivo y así construir las condiciones para el colapso de la economía. Estas experiencias nos han cualificado para el ejercicio del control del proceso productivo, para su conocimiento, para la toma de decisiones, para su especialización en áreas administrativas, en la vinculación con trabajadores de otras empresas para el establecimiento de las cadenas productivas, espacios propicios para hablar y formar acerca del control obrero revoluciona…

La 4T quiere administrar la prostitución

El 17 de septiembre aprobarán la propuesta de Ley de Trabajadores no asalariados, que pretende regular la prostitución así como planea regular a los vendedores ambulantes en la Ciudad de México.Los diputados y diputadas de Morena, Temístocles Villanueva y la diputada Diana Sánchez Barrios presentaron su propuesta de ley.

Esta ley busca legalizar el sexoservicio, prohíbe los cobros por uso del espacio de la vía pública. Sin embargo, se plantea que las autoridades cobren una tarifa única a las personas que dan servicios sexuales en la ciudad, además, quienes se dediquen a esta actividad deberán obtener una licencia para desempeñar su labor mediante la cual podrán obtener preservativos en cualquier centro de salud, tendrán derecho a un seguro de desempleo por enfermedad, incapacidad o discapacidad.  A pesar de todo, sabemos que estas mujeres y hombres dedicados al servicio sexual no tienen ni tendrán derechos laborales, salario mínimo estandarizado, vivienda propia, prestaciones ni pensión…