Ir al contenido principal

La 4T quiere administrar la prostitución

 
El 17 de septiembre aprobarán la propuesta de Ley de Trabajadores no asalariados, que pretende regular la prostitución así como planea regular a los vendedores ambulantes en la Ciudad de México.Los diputados y diputadas de Morena, Temístocles Villanueva y la diputada Diana Sánchez Barrios presentaron su propuesta de ley.

Esta ley busca legalizar el sexoservicio, prohíbe los cobros por uso del espacio de la vía pública. Sin embargo, se plantea que las autoridades cobren una tarifa única a las personas que dan servicios sexuales en la ciudad, además, quienes se dediquen a esta actividad deberán obtener una licencia para desempeñar su labor mediante la cual podrán obtener preservativos en cualquier centro de salud, tendrán derecho a un seguro de desempleo por enfermedad, incapacidad o discapacidad. 
 
A pesar de todo, sabemos que estas mujeres y hombres dedicados al servicio sexual no tienen ni tendrán derechos laborales, salario mínimo estandarizado, vivienda propia, prestaciones ni pensión.
Se dice que la prostitución es un camino fácil pero las estadísticas nos arrojan una realidad muy turbia. El 68% de las mujeres sufren síndrome de estrés post traumático, más de la mitad de mujeres han sido golpeadas por sus clientes, sufren abusos, amenazas y violaciones. La tasa de mortalidad de las personas sexoservidoras es 40 veces más alta que la de la población en general.

Kollontai ya en 1921 planteaba que la prostitución es sobre todo un fenómeno social; está estrechamente conectado a la necesitada posición de la mujer y su dependencia económica con respecto al hombre en el matrimonio y la familia. Las raíces de la prostitución están en la economía. La mujer, por un lado, está en una posición económicamente vulnerable, y, por el otro, condicionada por siglos de educación para esperar favores materiales de un hombre a cambio de favores sexuales – ya se den estos dentro o fuera de la atadura del matrimonio. Esta es la raíz del problema. Aquí está el origen de la prostitución.
La moral de la 4T busca obtener el máximo beneficio de las ganancias del ambulantaje, entre estas, la prostitución callejera, ya no es suficiente la cuota para lúmpenes, padrotes y madrotas, ni la cuota a los grupos mafiosos del comercio informal, para ser parte del ambulantaje con permiso de 5 años y ocupar los espacios asignados- se reconoce como zonas de trabajo a las casas de cita y table dance-, hay que pagar también al gobierno más impuestos canalizados a la Secretaría de Administración y Finanzas. 
 
Quienes se dedican a la prostitución son pobres, son migrantes, no les alcanza el salario capitalista y ante la necesidad de su familia comercializan con sus cuerpos. No criminalizamos a las mujeres y a los hombres que se dedican a esto, pero sí luchamos contra la deserción laboral, en contra de que las personas eviten un trabajo productivo para la sociedad, contra la insalubridad, la trata de personas y todo tipo de explotación.

La comunidad de mujeres, es decir aquellas que en interés de mejorar su condición de vida, ponen a disposición la venta o renta de su cuerpo, es un fenómeno moral y práctico que pertenece únicamente a la sociedad burguesa, y que se cumple hoy día con la prostitución que descansa en la propiedad privada y desaparece con ella. En consecuencia, el régimen comunista, lejos de introducir la comunidad de mujeres, por el contrario, suprimirá toda prostitución oficial y no oficial, no habrá en la sociedad del trabajo la mercantilización del cuerpo para satisfacer los intereses de unos cuantos.

En un sentido general, la prostitución, en nuestro país igualmente, planteará ante nosotros difíciles problemas a resolver. Se trata de atraer a las y los sexoservidores al trabajo productivo, asignarle una plaza en la economía social, que por medio del trabajo liberado, desalarizado, retribuido en base a su producto, puedan ser autosuficientes trabajando, sólo su independencia económica les permitirá ejercer libremente su sexualidad, lo que, en el estado actual de nuestra economía y en las condiciones actuales, es una cosa complicada, difícilmente realizable sin la organización-movilización de la clase obrera, los trabajadores, el pueblo por educación, trabajo, servicios públicos, es decir la sociedad oprimida y explotada al frente de la reconstrucción del tejido social.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La situación actual de la UNAM y el movimiento estudiantil

En semanas recientes, nos hemos encontrado con hechos muy sonados mediáticamente y que giran en torno a la Universidad Nacional Autónoma de México, siendo esto el mero reflejo de la situación de la educación pública a nivel nacional, de forma específica a problemas que atañen a la educación media superior y superior. Un acontecimiento en la mira de diversos grupos de interés político y el cual tomamos como punto de referencia para enunciar todas las situaciones desatadas fue la de la elección del Rector de ésta universidad, cabe resaltar que al tener en cuenta los posibles candidatos a ocupar el cargo se fueron descartando de a poco algunos de los más sonados hasta terminar en una terna conformada por Angélica Cuéllar Vázquez, Enrique Luis Graue Wiechers y Pedro Salazar Ugarte, la primera Directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el segundo el Rector en el cargo en aquel momento y por último el Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas. La constante ent…

¿Cómo debemos actuar los revolucionarios en las redes sociales?

En la fase actual del capitalismo el desarrollo de la informática ha permitido que la producción y circulación demercancías sujete cada vez mása la clase obrera, la juventud y los pueblos,incrementando la explotación, moldeando el consumo de las masas y modificando las relaciones sociales. A través de la informática los grandes monopolios han encadenado más a los trabajadores permitiendo que produzcan más en menor tiempo a través de la automatización, puedan estar inmersos en el proceso productivo o de consumo de manera remota a través de dispositivos móviles o fijos, permite que la explotación pueda ir más allá de la jornada laboral y con el naciente desarrollo de plataformas y redes sociales, se sujeta al trabajador por fuera de cualquier regulación, con nulos derechos laborales. Las redes sociales en la actualidad como el resto de medios de comunicación, articulan una conciencia colectiva que es encaminada por el sistemacapitalista a fortalecer el consumo, profundizar la enajenación …