Ir al contenido principal

¡No a la desaparición de los centros de cuidado infantil!


Luchemos por la ampliación de derechos para las mujeres trabajadoras: el cuidado-educación de los infantes, ancianos y las tareas del hogar deben ser responsabilidades de la sociedad y del Estado
 
 
AMLO ha planteado que, para erradicar la corrupción en los centros de cuidado infantil, habrá que desaparecerlos, otorgando el subsidio directo del Estado a la madre de familia trabajadora, la razón parece válida y sería una transformación real si, además:
-El subsidio del Estado fuera mayor a los 42 pesos por día que actualmente otorga para el cuidado de cada niño, un refrigerio, y atención por más de diez horas que l@s profesionales se avocan actualmente mientras las madres de familia trabajan.
-El Estado asumiera la responsabilidad de las labores del hogar como tareas sociales; es decir los quehaceres domésticos se atendieran mediante la masificación de lavanderías, comedores nutritivos comunitarios. Infraestructura y profesionales a cargo, para que las familias trabajadoras puedan incorporarse plenamente a producción social y a la vida social.
Desde que los roles de trabajo fueron definidos por los empresarios, las tareas del hogar, cuidado y educación de los hijos se han considerado funciones sociales de las mujeres, sin embargo, ha sido la misma necesidad de los empresarios por acumular más riquezas y perfeccionar sus mecanismos de producción y reproducción de las mercancías-entre ellas la fuerza de trabajo-lo que ha llamado a incorporar masivamente a las mujeres en algunos sectores productivos de servicios: como el textil, electrónico, automotriz, la fuerza de trabajo femenina, siempre bajo la premisa de a trabajo complementario salario complementario entre sexos, precarizar los salarios y los derechos laborales; así que, padre o madre de familia que no trabaje atiende a los hijos, y el salario del que trabaje debe abastecer todos los gastos.
Cifras oficiales demuestran que la atención del Estado a las proletarias, ha sido omiso por años, las condiciones de trabajo son tan precarias para las mujeres que el 78% de las que trabajan no cuentan con servicio de centros de desarrollo infantil para sus hijos ni de cuidados maternos; los horarios de las escuelas públicas generalmente son más cortos que sus jornadas laborales (contando en tiempo de traslado al trabajo de las trabajadoras). Además, no existen o no se respetan las horas para la lactancia, no hay seguridad en el empleo y al 15% de las mujeres se les siguen pidiendo constancias de no gravidez para ser contratadas. La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva como la mejor forma de alimentación de los niños recién nacidos por 6 meses. Cuando esto no es posible por lo menos debe durar cuatro meses. Sin embargo, en México la licencia por maternidad, solo dura 45 días después del parto como ocurre en otros países de América Latina.
Precarios, además, los salarios y derechos laborales que perciben quienes tienen estudios profesionales para el cuidado infantil, las instalaciones públicas en las que operan; sin embargo, en el banco de los acusados siempre figuran como principales incompetentes, las pérdidas que han marcado la historia producto de la omisión estatal, como los infantes calcinados en la guardería ABC, las estancias infantiles derrumbadas y las muertes de niños y cuidadores tras el sismo del 19 de septiembre, etc. Caen sobre sus currículos ante el juicio social.

Con este pesado-recorte a la corrupción, hay pérdidas grandes para los trabajadores, y para la niñez, la transformación para AMLO significa cargar más sobre la familia la responsabilidad que le corresponde al Estado, si se mantiene ese subsidio de 42 pesos al día, la madre de familia trabajadora, (INEGI 2018, 49 de cada 100 mujeres son cabeza del hogar) tendrá que buscar en el sector privado la atención de sus pequeños, ser más flexible ante su patrón o patrona para trabajar más para asegurar la atención a su pequeña economía doméstica.

La corrupción anida en las instituciones y en los intermediarios presupone AMLO, es el eterno discurso para que los trabajadores y el pueblo no tomen en sus manos el rumbo de la sociedad, la familia es la institución que se ha perfeccionado durante la historia del hombre, es la institución celular que puede servir al proletariado o a la burguesía. El capitalista obtiene el máximo beneficio a partir de ella, es su fuente de mercancías, ejército de reserva, debe estar en las condiciones elementales para garantizar los relevos para la explotación. La cuarta transformación plantea que para democratizar la sociedad hay que empezar por la familia, en manos de los jubilados y pensionados se criaran los infantes, a ellos se les dará un apoyo económico mensual; es decir su contribución a la riqueza del capitalista no termina en la jubilación laboral, el recurso del régimen implica que siga su esclavitud desde el trabajo doméstico y la crianza de los infantes. Una democracia así disimula la esclavitud.

Democratizar la sociedad, desde la familia para nosotros implica medidas que alivien la situación de los trabajadores y oprimidos. Nos importa una democracia al servicio de los explotados, al servicio de aquellos que se encuentran en una situación de desigualdad económica, política, social. Nosotros planteamos la creación de instituciones modelo, comedores nutritivos, centros para la educación de la infancia, guarderías, lavanderías, éstas ya existen, sin embargo numéricamente, en calidad abonan a la dependencia económica de la mujer frente al patr@n, para liberar a las mujeres de los trabajos del hogar, de la educación de los hijos, su crianza, atención a los ancianos, es, precisamente, ante todo que las mujeres trabajadoras organicen todas estas instituciones para exigir con mayor claridad el tipo de responsabilidades del Estado y los roles sociales; debe ser obra de las mismas trabajadoras. Para cambiar esta situación, es necesario que se instaure el poder de los trabajadores y no que se amplié el dominio del lucro privado, entonces las tareas principales, urgentes para la emancipación de la mujer, y de la sociedad serán la agenda política que concernirá directamente al campo de acción de los trabajadores.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

M. Benedetti "La cultura del hombre de acción y la creación intelectual"

Por lo pronto, hay numerosas acepciones para el término acción en su correspondencia con la creación intelectual: desde identificarlo con la obra misma del escritor, ya que ésta es su acto de expresar, hasta definirla como la extrema práctica revolucionaria, pasando por una amplia gama de instancias laborales, sociales y políticas. No creo que sea la primera acepción- el mero acto de expresar- lo que hoy movilice o monopolice el tema, pero aún así conviene dejar una brece constancia. En nuestros países suele darle una actitud particular en relación con el intelectual. El hombre de acción, término que a veces se identifica con el de hombre político, en sus relaciones con el intelectual suele oscilar entre una exaltación superficial y una indiferencia casi menospreciativa.  Para el político crudamente conservador, reaccionario, el intelectual y el artista son casi siempre un estorbo, ya que aun en los más prudentes casos, formulan interrogantes de engorrosa respuesta, siembran dudas incóm…

Enver Hoxha, antirrevisionismo y juventud

Los marxista-leninistas en todo momento dedican una gran atención a la juventud, se esfuerzan por esclarecerla y convencerla de que sólo por el camino que le indica el marxismo-leninismo y bajo la dirección de la clase obrera y de su partido pueden hacerse realidad sus aspiraciones y anhelos. Trabajan para apartar a la juventud de la influencia de la burguesía y de los revisionistas, de los movimientos «izquierdistas», trotskistas, anarquistas y arrastrarla a las organizaciones revolucionarias, para atraerla al sendero de la revolución." (Enver Hoxha, El Imperialismo y la Revolución, 1978).
Este 16 de Octubre se cumpen 110 años del natalicio de Enver Hoxha, dirigente marxista-leninista albanés constructor del socialismo en su país, combatiente enérgico contra el revisionismo y el capitalismo mundial, brigadista antifascista en la Guerra Civil Española por la III República y partisano en la Guerra de Liberación Nacional en su nación de origen contra el ocupacionismo germano-italian…