Ir al contenido principal

En Veracruz y en México, #LasCallesSonNuestras


 
 Proponer un toque de queda como lo hizo la Diputada por Morena Ana Miriam Ferráez Centeno, implica un Estado de violencia contra la mujer más agresivo, admite que las mujeres son violentadas porque ellas se lo buscaron. Como dice la Diputada de la cuarta transformación "Las mujeres hay que guardarnos en nuestra casa con nuestros hijos y las solteras preferir la vida que salir de noche" Este argumento va de la mano con las preguntas machistas que hacen las autoridades cuando hay feminicidios: ¿cómo iba vestida?, ¿Por qué estaba a altas horas de la noche en la calle?, ¿había tomado?, para levantar la denuncia en los ministerios públicos y definir si procede abrir la carpeta de investigación. La transformación real sería acabar con la fetichización de las mujeres como mercancía sexual, carne de cañón y mano de obra para el patrón. 
 
Existe violencia contra la mujer cuando el Estado no garantiza lo básico para el bienestar de la población, pues no hay educación ni trabajo, alumbrado público y transporte seguro. Existe violencia contra la mujer cuando el Estado encubre a los violadores y se vuelve cómplice de éstos al burocratizar qué si es requisito para levantar una denuncia y seguir una investigación, sin que haya justicia. Los movimientos de mujeres nos organizamos y luchamos contra la estigmatización de la mujer. Para que acabe la explotación y opresión que son raíces de la violencia. Para que podamos caminar seguras y se respeten nuestros derechos y nuestra integridad física y emocional, sin que se justifique la hora, el lugar o la vestimenta.

Si la Diputada de Morena abanderada de la cuarta transformación considera que el lugar más seguro para las mujeres es en la casa con nuestros hijos, ¿por qué no plantea medidas para resolver la necesidad económica que mueve las miles de mujeres que son obreras, trabajadoras, a salir a trabajar en los horarios nocturnos?, el 40% de ellas son cabeza del hogar. Estas mujeres son las más expuestas a sufrir algún ataque. En definitiva, las condiciones de subsistencia de las mujeres las obligan a estar fuera de su casa a altas horas de la noche, una medida eficaz es reducir la jornada laboral para desaparecer el horario nocturno, esta medida está lejos de vislumbrarse puesto que generaría pérdidas para los empresarios, habría violencia más fuerte para mayor explotación de las mujeres para alcanzar la misma productividad en el nuevo horario. 

La diputada plantea retrocesos frente a nuestras verdaderas necesidades, frente a la lucha que hemos estado dando en las calles a cambio de imponer la necesidad de que alguien nos cuide. Por lo que exigimos se respete nuestra integridad, políticas públicas en beneficio de nuestras comunidades. No queremos más presupuesto a las fuerzas armadas, el toque de queda es una práctica militar que pone en foco rojo la integridad de las mujeres, es parte de legitimar la Guardia Nacional recién aprobada por Morena y el PRI. 

No es un secreto que en todo lugar donde han intervenido las fuerzas armadas la mayoría de las mujeres son violadas por militares y policías, 4 de cada 10 mujeres según las propias cifras oficiales. Ya hemos visto como la salida de los militares a las calles no ha reducido la violencia sino que ésta ha aumentado y se ha vuelto más brutal; cometiéndose crímenes que atentan contra los derechos humanos, como la desaparición y asesinato de lideresas sociales, no olvidemos la impunidad del Estado contra las mujeres en Atenco. Han pasado 22 días de este año y ya van 86 feminicidios en México, sin que el gobierno de la 4 transformación se pronuncie y asuma las salidas eficientes que por años hemos demandado en las calles. 

¡Revocación de mandato, Ana Miriam Ferráez, Diputada de Morena en Veracruz, no nos representa!
¡Quieren silenciar la opresión y explotación con una máquina de guerra!
¿Callarnos?, entonces vamos a las calles
¡No a la guardia nacional! #Ni1menos 

Unión de la Juventud Revolucionaria de México

Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

Contra la militarización de la UNAM y del país

Luego de la balacera del pasado 23  de febrero, la rectoría general de UNAM ha levantado una campaña con el mensaje “no es tu amigo, es un narco”. A la par los medios de comunicación han fortalecido el mensaje de que la universidad está inmersa en un peligroso escenario delictivo; sin embargo los  objetivos de esta campaña no obedecen a los intereses de los estudiantes y mucho menos del pueblo, que con sus impuestos paga la universidad.
El narcotráfico es una importante industria trasnacional de millones de dólares anuales que está inmersa en el sistema capitalista y es una de sus expresiones más descompuestas; en México ha sido financiada y promovida por el imperialismo norteamericano, Estados Unidos es el principal mercado de consumo de drogas, así mismo su política de guerra está dirigida por la industria armamentística que obtiene ganancias millonarias, tanto con la venta de armas al narcotráfico como la venta de estas al gobierno mexicano para el “combate al narco”, a esto se suma…

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!