Ir al contenido principal

El sistema de salud en deuda con las mujeres trabajadoras



El actual sistema de salud le queda debiendo mucho a las mujeres, tanto en la salud como en el rol que juegan. Tradicionalmente el cuidado de la salud está a cargo de la mujer. Se observa un incremento de personas que necesitan cuidados en el hogar, ya sea por edad, discapacidad, enfermedades crónico-degenerativas y sus complicaciones, además de las reformas en el sistema de salud (altas tempranas, cirugías ambulatorias, co-responsabilidad familiar en el cuidado intrahospitalario), que con argumentos médicos y económicos aumenta la carga de las familias. Se calcula que en el 2014 el valor bruto del trabajo no remunerativo fue alrededor de los 120 mil millones del cual el 70% del valor corresponde al realizado por las mujeres, aunque en los últimos años los hombres se han ido incorporando en estas actividades como “apoyo”  dado  la disminución de miembros de la familia con disponibilidad de cuidar, los cambios sociodemográficos como la reducción del tamaño de las familias, la movilidad familiar, la incorporación de la mujer en actividades laborales y académicas, entre otros.


Este tema constituye un asunto de equidad de género, que reclama tanto la visibilización y cuantificación del trabajo no remunerativo, como la participación del Estado en la garantía del derecho a la salud y al bienestar, no solo de quienes requieren de cuidados sino también de aquellos que lo brindan.

Mujeres y hombres afrontan muchos problemas de salud semejantes, pero las diferencias son de tal magnitud que la salud de las mujeres merece que se le preste una atención particular.


Existen múltiples datos sobre la diferencia entre morbilidad (número de personas que se enferman) y mortalidad entre hombres y mujeres. Las mujeres experimentan una mayor morbilidad en casi todas las etapas de su vida debido al menor acceso tanto a cuidados como a servicios de salud. Aunque las mujeres suelen vivir más que los hombres porque tienen ventajas biológicas y de comportamiento, pero en algunas circunstancias, sobre todo por escasos recursos económicos, estas ventajas son anuladas por la discriminación hacia las mujeres y como consecuencia su esperanza de vida al nacer es igual o inferior a la de los hombres.

Por si fuera poco, la vida más prolongada de las mujeres no es por fuerza más sana. Hay situaciones que son exclusivamente femeninas y solo las mujeres experimentan sus repercusiones negativas. Algunas, como el embarazo y el parto, no son enfermedades sino fenómenos biológicos y sociales que entrañan riesgos para la salud y requieren asistencia sanitaria.

Muchos de los problemas de salud que aquejan a la mujer adulta se remontan a la niñez. El estado de nutrición de las niñas es particularmente importante teniendo en cuenta su futura función reproductiva potencial y las repercusiones de la mala nutrición de la mujer en la descendencia.


En México, las mujeres tienen una prevalecía mayor para padecer: hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, sobrepeso y obesidad; estas enfermedades están todas relacionadas con una alimentación de mala calidad y la falta de acceso y disponibilidad de alimentos saludables para la gente pobre. Ello explica que el 10.5% de los nacimientos en nuestro país tengan bajo peso al nacer.


Las desigualdades sociales en materia de educación, ingreso y empleo, limitan la capacidad de niñas y mujeres para proteger su propia salud. A mayor rezago educativo mayor es la incidencia de embarazos de alto riesgo. Actualmente tenemos 34.6 muertes maternas por cada 100 mil nacimientos vivos, pero esta cifra se triplica si se trata de mujeres indígenas.  
Solo el 30% de las madres mexicanas están en condiciones de llevar a cabo una lactancia exitosa. Antes de los 15 años, el 4.3% de las mujeres se encuentra dentro de algún tipo de relación conyugal y antes de los 20 años este porcentaje se aumenta hasta el 23%. Ello explica porque el 20% de los embarazos tengan lugar en mujeres menores de 19 años, las oportunidades de educación son menores solo 3 de cada 10 terminan la secundaria, dado que están sometidas a relaciones de poder, huyen de la violencia doméstica y no tienen acceso a métodos de anticoncepción.  Las mujeres y las niñas son vulnerables a la infección por el VIH debido a una combinación de factores y desigualdades de género, la violencia es otro riesgo de la salud sexual y reproductiva. 

Las mujeres además de pronunciarnos por la igualdad de derechos laborales, sociales y políticas de las mujeres, la socialización del trabajo doméstico y del cuidado de los hijos y ancianos; debemos incorporar el derecho a la salud sexual y reproductiva, el aborto gratuito como política pública y la erradicación de todas las formas de violencia de género, la garantía de a igual trabajo igual salario entre géneros. Las mujeres somos parte fundamental de las luchas populares y nuestra participación en la batalla por nuestras reivindicaciones nos permitirá avanzar, junto a todo el pueblo, hacia nuestra liberación de la doble opresión que sólo terminara en la medida que se acabe  la división de clases en la humanidad.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La situación actual de la UNAM y el movimiento estudiantil

En semanas recientes, nos hemos encontrado con hechos muy sonados mediáticamente y que giran en torno a la Universidad Nacional Autónoma de México, siendo esto el mero reflejo de la situación de la educación pública a nivel nacional, de forma específica a problemas que atañen a la educación media superior y superior. Un acontecimiento en la mira de diversos grupos de interés político y el cual tomamos como punto de referencia para enunciar todas las situaciones desatadas fue la de la elección del Rector de ésta universidad, cabe resaltar que al tener en cuenta los posibles candidatos a ocupar el cargo se fueron descartando de a poco algunos de los más sonados hasta terminar en una terna conformada por Angélica Cuéllar Vázquez, Enrique Luis Graue Wiechers y Pedro Salazar Ugarte, la primera Directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el segundo el Rector en el cargo en aquel momento y por último el Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas. La constante ent…

La UNAM y el modelo híbrido de educación

Recientemente el Rector de la UNAM presentó la propuesta para trascender a un modelo híbrido, el cual “hace referencia a la convergencia de la modalidad presencial con la modalidad a distancia”. Para lo cual se anuncian la disolución de la Coordinación de Desarrollo Educativo e Innovación Curricular, y la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia y se crea la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED). Y, por otra parte, el cambio de denominación de la Dirección General de Bibliotecas por Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información. Ambos cambios buscan consolidar el proceso de innovación de la educación como de sus acervos.
En otras palabras, se está anunciando la consolidación del modelo de educación “mixta” con el objetivo de reducir el aforo de la educación presencial. Y la crisis económica y sanitaria es el mejor contexto para justificar su implementación. Ya que también se requiere la …

Carta de un joven obrero, a mis hermanos de clase #Matamoros #CiudadJuárez

Somos la juventud trabajadora que lucha en tiempos de pandemia y crisis Esta pandemia ha puesto al descubierto la cruda realidad de la explotación. La pandemia en principio es algo que no asimilábamos que fuera tan grave y hay personas que siguen pensando que son cosas falsas, que son datos inventados. Estamos en un ambiente de desinformación y miedo. Nadie se imaginaba vivir en esta situación, las cosas se ponen cada vez más duras, la realidad tangible que vemos nos hace replantear las cosas que realizamos diariamente. Situación que nos obliga a trabajar más duro a los que no pueden parar. Servicios que parecían menos importante, se han vuelto necesarios por supervivencia y los explotadores han sacado provecho. En otros casos la codicia impide la interrupción del trabajo que se ha decretado incensario. Una de las medidas tomadas por las autoridades de salud para esta contingencia fue cerrar las áreas que no son esenciales para la sociedad como centros comerciales y los lugares de alto…