Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

Enver Hoxha, antirrevisionismo y juventud





Los marxista-leninistas en todo momento dedican una gran atención a la juventud, se esfuerzan por esclarecerla y convencerla de que sólo por el camino que le indica el marxismo-leninismo y bajo la dirección de la clase obrera y de su partido pueden hacerse realidad sus aspiraciones y anhelos. Trabajan para apartar a la juventud de la influencia de la burguesía y de los revisionistas, de los movimientos «izquierdistas», trotskistas, anarquistas y arrastrarla a las organizaciones revolucionarias, para atraerla al sendero de la revolución." (Enver Hoxha, El Imperialismo y la Revolución, 1978).

Este 16 de Octubre se cumpen 110 años del natalicio de Enver Hoxha, dirigente marxista-leninista albanés constructor del socialismo en su país, combatiente enérgico contra el revisionismo y el capitalismo mundial, brigadista antifascista en la Guerra Civil Española por la III República y partisano en la Guerra de Liberación Nacional en su nación de origen contra el ocupacionismo germano-italiano y el imperialismo angloestadounidense.

El camarada Hoxha se distinguió por haber defendido las mejores tradiciones de lucha de los trabajadores y los pueblos tanto de Albania como del mundo, y la URSS socialista no fue la excepción porque reivindicó el papel determinante del PCUS dirigido por el camarada Stalin en la edificación del socialismo, el triunfo de la II Guerra Mundial sobre el nazifascismo, el respaldo a los países de democracia popular, los movimientos de liberación nacional y la radicalización de los mismos perfilados tanto a la táctica de la revolución proletaria y la estrategia de la dictadura revolucionaria del proletariado rumbo al comunismo.
 No obstante, también junto al camarada Dimitrov se enfrentaron enérgicamente a la traición de los revisionistas encabezados por Jozip Broz "Tito" y el titoísmo de Yugoslavia fungiendo como satélite del imperialismo angloestadounidense para mermar el proceso emancipatorio tanto en la Región de los Balcanes en particular y Europa Oriental en general.

Después de la muerte del camarada Stalin, Zhdánov, Kalinin (URSS), Dimitrov (Bulgaria), Gottwald (Checoslovaquia), Bierut (Polonia), Comorera, Checa y Díaz (España) entre otros marxistas-leninistas destacados junto con el Partido del Trabajo de Albania se dieron a la tarea de enfrentar en el terreno ideológico, económico y político a las distintas tendencias del revisionismo, entre las que destacan el jruschovismo que restauró el capitalismo en la URSS con la complicidad de los Estados Unidos, el trotskismo como bastión de la burguesía contrarrevolucionaria que jugó un papel saboteador en la edificación del socialismo en la URSS así como también atentó en complicidad con los fascistas e imperialistas contra los movimientos progresistas y democráticos como lo hicieron en España con Franco.

Fungir como agentes de los militaristas japoneses en los procesos de liberación nacional en China, Vietnam y Corea, el maoísmo cuyas raíces devienen de los nacionalistas burgueses que propagaron en la práctica "la teoría de los tres mundos" como una tendencia que encubría el expansionismo de China para disputarle la hegemonía socialimperialista de la URSS capitalista-revisionista al grado de aliarse con el imperialismo de Estados Unidos, el castroguevarismo que fungió como brazo ejecutor de las políticas socialimperialistas en América Latina, África y Asia con la pretensión de aturdir a los Partidos Comunistas Marxistas-Leninistas auténticos y para terminar está lista de revisionismos que figuran tenemos al eurocomunismo que tuvieron como bastiones principales en Europa Occidental a los Carrillo en España, los Thorez en Francia y los Togliatti en Italia, los cuales fueron fundamentales para que las tendencias marxistas-leninistas no cuajaran en el movimiento de masas, por medio de planteamientos que restringen a los trabajadores a conseguir reformas en el parlamento y tener cierta representatividad en el mismo sin desafiar el yugo de la patronal, por ello fue clave la participación de los sindicatos dominados por la aristocracia obrera que como agentes de la burguesía desorientar políticamente al proletariado para que sus demandas económicas no trasciendan a expresiones político-ideológicas más profundas.

Estas desviaciones del marxismo-leninismo no son ajenas al movimiento y las expresiones de lucha entre la juventud, porque se han encargado de constreñir su lucha al grado de que no se interesan seriamente en una formación sólida de los jóvenes para que asuman cargos de dirección en el Movimiento Comunista y el Movimiento de Masas en General a nivel nacional e internacional. 

De igual manera son utilizados por las élites pudientes para liquidar la lucha de los obreros y las capas trabajadoras con actos terroristas y radicalismos espontáneos - como se ve en el caso de las FARC en Colombia, Sendero Luminoso en Perú por mencionar algunos- donde lejos de fungir como luchadores sociales y referentes, desarrollan un trabajo aislado de las masas, carecen de planificación, unidad, organización y un programa de lucha que les permita actuar de manera más contundente para trascender a una etapa prerrevolucionaria y revolucionaria propiamente, ante una acumulación de fuerzas que se ha proyectado pero de forma insuficiente para que ponga al régimen en una situación comprometedoras.

De ahí la necesidad que tenemos como Unión de la Juventud Revolucionaria de México-Frente Popular Revolucionario (UJRM-FPR) de impulsar un solo referente multisectorial que con base a un plan unifique al proletariado revolucionario, el campesinado pobre, el magisterio disidente, el estudiantado democrático, la juventud combativa, la mujer trabajadora y los pueblos originarios, así como todas las formas de lucha, legales e ilegales, pacíficas y violentas, veladas y abiertas, etc. encarnen en la construcción del Frente Único que proponemos llamarle Gran Asamblea Nacional del Proletariado y los Pueblos de México perfilado al estallido de la Huelga Política General.
"La organización de las masas juveniles tiene una importancia especial para los partidos marxista-leninistas.  El papel de la juventud en los movimientos revolucionarios siempre ha sido importante. Por su propia naturaleza, la juventud está por lo nuevo y contra lo caduco, y se muestra dispuesta a combatir por el triunfo de todo lo que sea progresista, revolucionario. Pero por si sola no está en condiciones de encontrar el camino justo. Únicamente el partido de la clase obrera puede indicarle este camino. Cuando las inagotables energías revolucionarias de la juventud se unen a las energías de la clase obrera y de las masas trabajadoras para acabar con la opresión y la explotación, para lograr la liberación nacional y social, no hay fuerza capaz de impedir el triunfo de la revolución.

Pero hoy día la mayoría de la juventud en los países capitalistas malgasta sus energías siguiendo un camino equivocado, es engañada por la burguesía y el revisionismo, y a menudo pasa al aventurerismo y al anarquismo, o cae en la utopía y la desesperación, puesto que está desorientada y aturdida, y ve sombrío su futuro y la perspectiva de la satisfacción de sus reivindicaciones políticas, materiales y espirituales.


0 comentarios:

Publicar un comentario

    Escríbenos