Ir al contenido principal

M. Benedetti "La cultura del hombre de acción y la creación intelectual"

Por lo pronto, hay numerosas acepciones para el término acción en su correspondencia con la creación intelectual: desde identificarlo con la obra misma del escritor, ya que ésta es su acto de expresar, hasta definirla como la extrema práctica revolucionaria, pasando por una amplia gama de instancias laborales, sociales y políticas. No creo que sea la primera acepción- el mero acto de expresar- lo que hoy movilice o monopolice el tema, pero aún así conviene dejar una brece constancia.
En nuestros países suele darle una actitud particular en relación con el intelectual. El hombre de acción, término que a veces se identifica con el de hombre político, en sus relaciones con el intelectual suele oscilar entre una exaltación superficial y una indiferencia casi menospreciativa. 
Para el político crudamente conservador, reaccionario, el intelectual y el artista son casi siempre un estorbo, ya que aun en los más prudentes casos, formulan interrogantes de engorrosa respuesta, siembran dudas incómodas, generan rebeldías; para el demócrata liberal, en cambio, el intelectual puede llegar a ser un elemento decorativo, poco más que un florero, cuya amistad otorga cierto lustre y por añadidura da fama de hombre sensible y de buen gusto. El político reaccionario generalmente reprime al intelectual; el demócrata liberal, en cambio, lo usa, o por lo menos trata de usarlo.
También en los sectores progresistas aparecen a veces prejuicios, desconfianzas y resquemores con respecto al intelectual, pero no suele darse como suspicacias genéricas sino más bien como aprensiones subjetivas. Puede decirse que quien acepta y ejerce en las izquierdas una ardua responsabilidad política- que en América Latina se da por lo común en circunstancias riesgosas y a veces hasta clandestinas- es normal que asuma contemporáneamente una postura de amplitud y comprensión hacia el creador intelectual. Pero también ocurre que otros integrantes de partidos, movimientos o grupos políticas, tienen ante el artista y el intelectual una actitud recelosa de la que no siempre son conscientes. Ya que, por motivos fácilmente comprensibles- más oportunidades de obtener un aceptable nivel de cultura-, la mayoría de esos creadores han surgido de la clase media o la pequeña burguesía, siempre hay militantes políticos que los miden con inevitable desconfianza, y así el calificativo de pequeñoburgués aflora casi cotidianamente para caracterizar a un escritor, un pintor, un universitario.
También hay que reconocer que en muchas ocasiones la suspicacia tiene sus bien fundadas razones, ya que hay intelectuales que no quieren- o no pueden- sobrepasar su origen de clase, y mantienen, tanto en su obra con en su vida de relación, una actitud elitaría, autosuficiente y hasta menospreciativa hacia los sectores populares. Sin embargo, tales casos son afortunadamente excepciones en América Latina: la mayoría de nuestros escritores, artistas, universitarios, se sienten identificados con sus pueblos y asumen una coherente y consecuente defensa del hombre y de sus derechos y libertades. 


Texto completo: https://drive.google.com/file/d/1O82GRhwYrhmm1yXL5Qpp-s2F0ByCESVf/view?usp=sharing

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 cosas que debes saber sobre las becas del nuevo gobierno

Trabajo gratuito y sin derechos para la juventud

Antes de tomar posesión del ejecutivo, López Obrador sometió a consulta popular el proyecto “Jóvenes construyendo futuro”, la campaña que ha agitado en todos los medios y según él, terminará con el desempleo juvenil, capacitando a la juventud para levantar el país. La salida de AMLO es subsidiar a los empresarios con 150 mil millones de pesos del Estado, los empresarios y las instituciones educativas; la empresa e institución (facilitadores),patrón (tutor), trabajaran de la mano para que 2.3 millones de jóvenes reciban una vez concluido el año o durante el periodo una certificación que acredita la adquisición de habilidades y competencias. Sin embargo los beneficiarios son las empresas; 70% sector privado,20% sector público, 10% sector social aquellas organizaciones de la sociedad civil (ONGs, A.C). La beca que recibe es lo que cuesta al Estado sostener a la masiva cantidad de jóvenes obreros como tales obreros y educarlos para este oficio…

Carta a los Obreros y obreras de Matamoros

Ya casi se cumplen 100 días, memorables para todos nosotros, desde aquel 25 de enero que la clase obrera se levantó en huelga...Por dar respuesta unánime a la opresión patronal, se ha demostrado que en los momentos difíciles aún hay entre nosotros gente que sabe defender los intereses que nos son comunes a todos los obreros, que nuestros patronos “sabelotodo” todavía no han logrado convertirnos en miserables esclavos de su bolsa sin fondo. 
Ante todo, camaradas, es preciso no caer en la trampa que con tanta habilidad nos han tendido estos señores del sindicato, el gobernador Cabeza de Vaca y los grupos empresariales. Ellos piensan de esta manera: 
“Si ya obtuvieron el 20/32, ahora hay que hacerlos sudar lo que nos han hecho perder, que vean en el país que no les será fácil levantarse en huelga, nos dicen que en este momento se ha paralizado la venta de mercancías, de manera que si continúa el trabajo en la fábrica en las mismas condiciones de antes, no nos será posible ob…

Venezuela: Obreras toman la empresa Trasnacional Thomas Greg And Sons y re organizan la producción

En nuestro país existe un proceso democrático burgués con aperturas democráticas, en el cual se ha venido construyendo instancias de participación popular, generando esto condiciones para una elevación de nivel político de las amplias masas populares y de organizaciones revolucionarias. Así como en otros sectores, en el área sindical se han desarrollado luchas trascendentales en cuanto a la toma de empresas, expropiaciones y recuperaciones de entidades de trabajo abandonas por parte del patrono como forma de acelerar la destrucción de aparato productivo y así construir las condiciones para el colapso de la economía. Estas experiencias nos han cualificado para el ejercicio del control del proceso productivo, para su conocimiento, para la toma de decisiones, para su especialización en áreas administrativas, en la vinculación con trabajadores de otras empresas para el establecimiento de las cadenas productivas, espacios propicios para hablar y formar acerca del control obrero revoluciona…