Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

Solidaridad con trabajadoras mexicanas


Tras el sismo de 7.1° colapsó fábrica textil que se ubicaba en la esquina de Chimalpopoca y Bolívar en la colonia Obrera, delegación Cuauhtémoc, Ciudad de México, donde se encontraban laborando obreras mexicanas y de origen asiático.
Vecinos que atestiguaron el derrumbe aseguran que era construcción de cuatro niveles, donde se encontraba una fábrica de ropa, una oficina de “Reforma Agraria” y una boutique. Del taller en el que se maquilaba ropa marcas de prestigio en el país. Grupos de feministas que han estado pernoctando en el lugar, exigieron a la Secretaría del Trabajo el estado de la situación en la fábrica, para saber cuántas mujeres trabajan en esta fábrica, así como sus estatus migratorios, allí trabajaban mujeres inmigrantes de diversos países y sin papeles, por lo cual sus jornada laborales eran extenuantes.

La vocera de la secretaria del Trabajo de la Ciudad de México, Amalia García informa que en Desarrollo Económico no se tiene registrado a dicho taller, en el que laboraban cientos de mujeres que el día de hoy no tiene una garantía laboral. El dueño de la fábrica no ha sido localizado.
El secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong fue corrido del lugar cuando visitaron las inmediaciones, las brigadas de voluntarios independientes, las mujeres y hombres, las organizaciones feministas superan la capacidad de respuesta del gobierno federal, han hecho una labor significativa para el rescate de las obreras, de denuncia al gobierno federal por entorpecimiento de las labores de rescate y por iniciar la remoción de escombros con maquinaria pesada descartando la existencia de vidas humanas.


En el lugar se han instalado permanentemente brigadas feministas, brigadas de vecinos, hombres y mujeres entraron a picar piedra y a remover escombros con palas, picos. Hace 32 años, la muerte de obreras quedó impune una fábrica ubicada en San Antonio Abad colapsó, quedando debajo de los escombros un grupo de mujeres rescatadas 10 semanas después. El resto de las mujeres, trabajadoras de 73 fábricas colapsadas, peregrinaron de tribunal y tribunal para recuperar sus derechos ante los dueños que tuvieron que indemnizarlas.

Autoridades y rescatistas pararon este viernes 22 de septiembre las labores de rescate en el edificio de Chimalpopoca; entre las víctimas del derrumbe se encontraban obreras textileras provenientes de Centroamérica, contratadas de manera ilegal, anunció el gobierno de Guatemala.
La información que proporcionó el Forense es que entre las víctimas se encontraban los cadáveres de mujeres de nacionalidad taiwanesa y el de un hombre de nacionalidad surcoreana. El número de cuerpos plenamente identificados entregados a familiares pasó de 60 a 64.

Con nuestro trabajo transformamos la materia prima, transformemos la sociedad en una más justa sin explotación, ¡Somos vida y motor de esta sociedad! ¡Justicia, que nuestro nombre no se borre de la historia!

Unión de la Juventud Revolucionaria de México

0 comentarios:

Publicar un comentario