Ir al contenido principal

Vanguardia Proletaria No. 499

Vanguardia Proletaria No. 499
Editorial:
Pasos prácticos en nuestras dos tareas impostergables.
El sector campesino, de los más afectados por el Tratado de Libre Comercio.
Cientos de organizaciones acuden al llamado de Padres de los 43.
Leyendo a los clásicos: 
La Revolución de Octubre y la Cuestión Nacional.
Obrero-Sindical:
La CNTE entrega iniciativa ciudadana con el respaldo de medio millón de firmas.
La reforma laboral en contra de los derechos de los trabajadores, ahora los patrones y su Estado atentan contra sus vidas.
Diario de un Bolchevique.
Desde el Frente:
Preparan Jornada de lucha Frente Popular Revolucionario, Unión Campesina Indígena "Emiliano Zapata" y la Coordinadora de Comunidades Campesinas y Proletarias.
El régimen es incapaz de defender los intereses populares y ha quedado aislado y sin credibilidad.
Los hipócritas ladrones gritan: “¡Al ladrón, al ladrón!”.
Gasolinazo detona protestas en Sinaloa.
Alejandro Murat, ingobernabilidad política.
Para que sirven las auditorías de la Secretaría de la Función Pública... para nada.
Joven Guardia:
Democratización de las universidades públicas, demanda del movimiento estudiantil.
La rectoría de la UNAM al servicio de la derecha.
Organizarse y luchar: destino de los jóvenes expulsados de Estados Unidos.
CIPOML:
En Francia, ultraderecha ha sabido aprovechar el desencanto de los trabajadores hacia los socialistas.
Implicaciones de la política de repatriación de capitales de Trump.
Breves Internacionales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!

M. Benedetti "La cultura del hombre de acción y la creación intelectual"

Por lo pronto, hay numerosas acepciones para el término acción en su correspondencia con la creación intelectual: desde identificarlo con la obra misma del escritor, ya que ésta es su acto de expresar, hasta definirla como la extrema práctica revolucionaria, pasando por una amplia gama de instancias laborales, sociales y políticas. No creo que sea la primera acepción- el mero acto de expresar- lo que hoy movilice o monopolice el tema, pero aún así conviene dejar una brece constancia. En nuestros países suele darle una actitud particular en relación con el intelectual. El hombre de acción, término que a veces se identifica con el de hombre político, en sus relaciones con el intelectual suele oscilar entre una exaltación superficial y una indiferencia casi menospreciativa.  Para el político crudamente conservador, reaccionario, el intelectual y el artista son casi siempre un estorbo, ya que aun en los más prudentes casos, formulan interrogantes de engorrosa respuesta, siembran dudas incóm…