Ir al contenido principal

A construir el Frente Único Estudiantil en Chiapas.

El panorama por el que atraviesa la juventud en Chiapas es desalentador, siendo uno de los estados más pobres y más endeudados del país, agudizando cada día más la crisis en esta región. 

Los recortes presupuestales al sector educativo y a las universidades públicas recalan en la permanencia de miles de estudiantes universitarios pertenecientes a los sectores populares; por citar, los cada vez más prolongados pagos de las becas manutención y la reducción de las matrículas asignadas a dicho programa social, arrojan a nuevas formas de poder financiar los estudios a la juventud, insertándose al campo laboral por condiciones paupérrimas, salarios bajos y largas jornadas, que en el peor de los casos, los obliga a desertar. Por si fuera poco, los recientes gasolinazos y el inminente aumento del pasaje del transporte público en algunas regiones, alcanzando a siete pesos la tarifa, laceran la economía de la juventud, quien realmente es quien más adolece la carestía de la vida la inestabilidad del propio país con la turbulencia del mercado internacional y las medidas agresivas que ha adoptado el hoy nuevo presidente de EU, Donald Trump. No obstante, Manuel Velasco en complicidad del Congreso del Estado, han aprobado solicitar recursos para la construcción de una base militaren el municipio de Chicomuselo, que asciende a los 125 millones de pesos con la excusa de reforzar la frontera sur y reducir el flujo de migración de Centroamérica; pero solo nos deja en claro que defenderá a toda costa los intereses del capital ante cualquier estallido social y por encima de las aspiraciones de los jóvenes. 

Que las reivindicaciones por una educación gratuita, por garantizar una beca que permita desarrollar sus estudios con mayor estabilidad, por una tarifa preferencial del 50% en el transporte y la construcción de comedores universitarios sean las banderas que se levanten en los centros de estudio y apuntalen procesos cada vez más organizados sin desligarse de la lucha popular, de la mano de la juventud obrera por mejores condiciones laborales, horarios justos y seguridad social, la garantía del acceso a un trabajo al terminar la carrera, entre otras más.Solamente con el llamado a la construcción de espacios de discusión y la organización de la juventud, que tiene que jugar un papel determinante en el actual escenario de lucha podremos hacer frente a la ofensiva del Estado. 

Nuestras tareas deben apuntalar a la conformación de un frente único de la juventud, los trabajadores y el pueblo con acciones contundentes para pasar de la resistencia a la ofensiva de la unidad, en el discurso a la acción consecuente.


Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

Contra la militarización de la UNAM y del país

Luego de la balacera del pasado 23  de febrero, la rectoría general de UNAM ha levantado una campaña con el mensaje “no es tu amigo, es un narco”. A la par los medios de comunicación han fortalecido el mensaje de que la universidad está inmersa en un peligroso escenario delictivo; sin embargo los  objetivos de esta campaña no obedecen a los intereses de los estudiantes y mucho menos del pueblo, que con sus impuestos paga la universidad.
El narcotráfico es una importante industria trasnacional de millones de dólares anuales que está inmersa en el sistema capitalista y es una de sus expresiones más descompuestas; en México ha sido financiada y promovida por el imperialismo norteamericano, Estados Unidos es el principal mercado de consumo de drogas, así mismo su política de guerra está dirigida por la industria armamentística que obtiene ganancias millonarias, tanto con la venta de armas al narcotráfico como la venta de estas al gobierno mexicano para el “combate al narco”, a esto se suma…

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!