Ir al contenido principal

La alternativa del pueblo no puede ser ni el golpe militar ni la dictadura unipersonal de un solo partido


La alternativa es defender los derechos democráticos y las libertades políticas. La alternativa es luchar por la democracia popular.

En el curso de la vida política de Turquía se ha producido muchos golpes e intentos de golpes de Estado. Los resultados de cada período golpista han sido incontables asesinatos, torturas, persecuciones, restricción de los derechos y las libertades.



Las demandas y anhelos de libertad, igualdad y democracia levantadas por los pueblos oprimidos y las masas populares se vieron sofocadas por los golpes militares y con las políticas que las siguieron.

Las medidas para contrarrestar las políticas orientadas al establecimiento de la dictadura unipersonal del Gobiernos del AKP y del presidente Tayyip Erdoğan no son ni pueden ser los golpes militares. Por el contrario, esos intentos golpistas sirven de excusa para una más rápida y violenta aplicación esa política.

Erdoğan y su gobierno, que han pedido a sus votantes salir a las calles a rechazar el golpe, buscan aprovechar la situación para recuperar su prestigio perdido en el interior y el exterior del país debido a su política oportunista e inconsistente que busca alcanzar sus objetivos reaccionarios y fascistas. Las escenas de personas armadas con hachas, espadas y todo tipo de armas blancas y  de provocaciones recuerdan los métodos del Estado Islámico, son señales de lo dicho.

Está claro que el pueblo de Turquía, compuesto por diferentes naciones y creencias, no está obligado a elegir entre el golpe de estado y la dictadura unipersonal de un partido. La alternativa popular es el establecimiento de una Turquía verdaderamente laica y democrática. La vía para salir del asedio antidemorático  es la defensa de los derechos democráticos y las libertades políticas. La alternativa es luchar por la democracia popular.

Selma GÜRKAN
Presidenta del Partido del Trabajo (Turquía)
Emek Partisi (EMEP)


Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

Contra la militarización de la UNAM y del país

Luego de la balacera del pasado 23  de febrero, la rectoría general de UNAM ha levantado una campaña con el mensaje “no es tu amigo, es un narco”. A la par los medios de comunicación han fortalecido el mensaje de que la universidad está inmersa en un peligroso escenario delictivo; sin embargo los  objetivos de esta campaña no obedecen a los intereses de los estudiantes y mucho menos del pueblo, que con sus impuestos paga la universidad.
El narcotráfico es una importante industria trasnacional de millones de dólares anuales que está inmersa en el sistema capitalista y es una de sus expresiones más descompuestas; en México ha sido financiada y promovida por el imperialismo norteamericano, Estados Unidos es el principal mercado de consumo de drogas, así mismo su política de guerra está dirigida por la industria armamentística que obtiene ganancias millonarias, tanto con la venta de armas al narcotráfico como la venta de estas al gobierno mexicano para el “combate al narco”, a esto se suma…

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!