Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

Ponencia: "La situación de la juventud en México y su papel en la transformación de la realidad" presentada por la UJRM en el VIII Coloquio "La obra de Carlos Marx y los problemas del Siglo XXI" del 26 al 28 de abril de 2016. Chilpancingo, Guerrero. Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Guerrero, Auditorio Jesús Samper Ahumada. 





La crisis general del capitalismo provoca degradación en las condiciones de vida, estudio y trabajo de la clase obrera, el campesinado, y los sectores populares, en particular tiene sus repercusiones sobre la juventud, tales como el desempleo masivo, las condiciones deplorables de trabajo, una mayor privatización de la educación, la deserción académica, etc., en México durante 2014 el 33.8% tiene preparatoria completa o incompleta, el 19.9% culminó sus estudios de licenciatura, en cuanto a materia laboral, la tasa de desempleo en México es del 8.6% entre los jóvenes de 15 a 19 años, 8.3% en la de 20 a 24 años y 5.8 en la de 25 a 29 años, mientras que la general en el primer trimestre de 2015 es de 7.4%, es decir, es la juventud quien posee la mayor tasa de desempleo más de todos los grupos de edad. A ello añadirle que el 7.1% de la población de 15 a 29 años está subempleada, el 61.1% de los jóvenes ocupados tiene un empleo informal (lo mencionado en las líneas anteriores denota una violación de las garantías estipuladas en el Artículo 123 de la Constitución que rige al país desde 1917).

 Respecto a estas cuestiones podemos sacar las siguientes conclusiones: la juventud es el sector más golpeado por las políticas neoliberales, por lo cual se van mermando sus condiciones educativas y laborales con la imposición de las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto, con las imposiciones en dicho sector que implicarán una mayor reducción de la matrícula, por ende de aspirantes rechazados, el cierre de Normales Rurales y Licenciaturas  tanto en Ciencias Sociales como en Humanidades priorizando las Carreras como Ingeniería (Civil, Industrial, en Construcción, Topografía, etc.), Arquitectura, Economía, Administración, Contaduría, entre otras; las cuales muestran una fuerte tendencia a vulnerabilizar  la fuerza de trabajo al igual que la tecnificación de la educación, puesto que se está pagando a un costo muy bajo e imponiéndole largas jornadas de entre 8 a 12 horas, en donde solo importa generar jóvenes dóciles a las compañías multinacionales, borrando toda educación democrática, participativa, crítica, reflexiva, analítica, pública, gratuita, laica, científica y transformadora (donde dichas medidas violan el Artículo 3 de la Constitución Mexicana); dichos principios cimentaron la Autonomía en las distintas instituciones educativas de nuestro país. 



Ante este panorama tan desalentador la opción más viable que tiene la juventud es organizarse por sus propias reivindicaciones, tales como:
·  Por la ampliación de las matrículas en las Universidades, Escuelas Normales, Bachilleratos.
·  Por la gratuidad de la educación.
·  Por democratización de las Escuelas y la construcción de los Consejos Generales de Representantes CGR’s en las Escuelas, que estos sean los que determinen la vida académica, política y económica de las universidades, que sean puntos de organización y movilización.
·  Por la ampliación de las Becas estudiantiles.
·  Contra los exámenes estandarizados como el CENEVAL que obstaculizan los estudios de los jóvenes provenientes de sectores populares.
·  Por mejores condiciones laborales para la juventud, por asegurar un espacio laboral para los egresados de las universidades y escuelas normales.
·  Por espacios culturales y artísticos, donde la juventud de todos los sectores pueda hacer uso y expresar la problemática social, desde la perspectiva del arte para la revolución y dar un mensaje en contra del sistema capitalista.
·  Por la transformación radical de la sociedad en la perspectiva de construir el Frente Único del proletariado, campesinado pobre, las masas populares y la juventud.

Para lograr la materialización de estas aspiraciones de la juventud, se están realizando grandes esfuerzos para conformar el Frente Único entre dicho segmento de la población, cuya finalidad también es abonarle a las tareas del movimiento social a nivel nacional, el Campamento Nacional de la Juventud Antifascista y Antiimperialista y la Coordinadora Nacional Estudiantil, son los referentes que tienen como finalidad orientar y dirigir la organización juvenil-estudiantil bajo la expectativa de combatir las posiciones sectarias y espontáneas que tanto han mermado la lucha de este sector.

Ello no los ha demostrado la rica experiencia histórica en la Huelga del CGH de la UNAM en 1999-2000, el Movimiento de Aspirantes Rechazados en diversas entidades del país, el Movimiento #YoSoy132, la lucha de Normalismo por la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México y sus reivindicaciones, los Paros Estudiantiles en apoyo al Magisterio Democrática de la CNTE y en repudio a la Reforma Educativa Privatizadora, etc., en el plano internacional tenemos las jornadas contra las políticas educativas neoliberales en Canadá, Ecuador, Brasil, Chile y otras latitudes del mundo. La juventud también ha destacada en las luchas populares a nivel nacional como la insurrección zapatista de 1994, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, las Policías Comunitarias y Autodefensas, la insurrección proletaria de los obreros de Sicartsa en Lázaro Cárdenas, Michoacán, por la autonomía de la comunidad de Cherán, las batallas de los jornaleros agrícolas en San Quintín, la Batalla de San Lázaro, etc., las jornadas multisectoriales contra la imposición de las reformas estructurales, a nivel internacional tenemos Ocupa Wall Street (Estados Unidos), Los Indignados (España), las Huelgas Obreras de Grecia, Bélgica y Turquía, los mineros en Perú y Chile. Contra el intervencionismo del imperialismo estadounidense y ruso en alianza con el imperialismo chino en Ucrania, Siria y Venezuela por el control estratégico de dicha nación, contra el sionismo y el genocidio orquestado por Israel –financiado por el imperialismo angloyanqui- al digno pueblo de Palestina, la digna autodefensa y la lucha por el derecho a la autodeterminación de Kurdistán, la defensa de las repúblicas autónomas como Donetsk, Lugansk, Novorossia, Donbass que combaten el fascismo encabezado por Lukashenko en Ucrania, entre muchas otras expresiones.

Ante este panorama nos percatamos que la juventud no podrá cambiar su situación actual por sí sola, puesto que se requiere de construir vínculos estrechos con el sector obrero, campesino, popular, para superar toda serie de dificultades impuestas por el régimen en el interior del movimiento de masas tales como el divisionismo, arribismo, oportunismo, que son orquestados por todo tipo de elementos (infiltrados, esquiroles, liquidacionistas, halcones, porros, etc.) que son preparados por el Estado para mermar la lucha popular, así como se le deben asestar golpes contundentes a las máximas expresiones del charrismo y el corporativismo impregnados en los sindicatos y organizaciones (Conferencia de Trabajadores de México, Confederación Nacional Campesina, Confederación Nacional de Organizaciones Populares, etc.), los cuales también son cuadros que utiliza la patronal y el gobierno contra los trabajadores y los pueblos que se mantienen en lucha. No obstante, el sistema a nivel nacional e internacional está dando pasos contundentes hacia el fascismo, muestra de ello las reformas e iniciativas de ley –Ley Bala, Ley Atenco, Ley Antimarchas, etc.- que están impulsando para limitar y en muchos casos desaparecer tanto las libertades democráticas como los derechos más elementales –entre ellos la libertad de expresión, de prensa, de cátedra, el derecho a la manifestación, a la organización, entre otras-, las cuales incluyen represión masiva y selectiva de parte de los distintos cuerpos de la Policía Federal, Ejército Nacional, los Paramilitares, los Guardias Blancas, la Delincuencia Organizada, así como otros grupos coludidos con el régimen. Muestra de ello se encuentra el atentado del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala contra los normalistas de Ayotzinapa teniendo como resultados 43 normalistas detenidos-desaparecidos y 6 muertos, los 22 asesinados en Tlataya el 30 de junio del mismo año, los 72 asesinados en San Fernando el 22 y 23 de agosto de 2010, entre muchas otras. Desde el sexenio de Fox en el 2000 hasta el año presente con Peña Nieto se han generado más de 252 mil asesinatos (donde en la gestión del primero hubo más de 74 mil, el presidente intermedio que es Calderón se reportaron más de 121 mil y en lo que va del periodo de este último se reportan más de 57 mil). En el tema de desapariciones forzadas se manejan cifras superiores a los 50 mil desde el año 2000 hasta la actualidad.

Estos síntomas (asesinatos, desapariciones forzadas, persecución policiaca, etc.) no son una simple expresión de inseguridad provocada por los grupos delictivos, ya que estos últimos en muchos casos son útiles para las grandes corporaciones multinacionales de tal manera que desatan el terrorismo en determinadas comunidades con el objetivo de apropiarse de las riquezas naturales (minerales, petróleo, gas natural, etc.) de esos espacios, donde también la pretensión es evitar –y de no lograrlo- eliminar todo tipo de resistencia de parte de la sociedad civil a través de los medios mencionados al principio de este párrafo. La juventud ante la carencia de oportunidades laborales y un espacio en las Universidades, se ve forzada a sumarse a las filas del narcotráfico debido a la degradación de sus condiciones materiales de vida, así como el hundimiento al que cae en la drogadicción, alcoholismo, prostitución, pandillaje, etc., lo cual lejos de conducirla a una perspectiva de cambio, se encuentra en una condición más acentuada de esclavitud y avasallamiento impuestos por la descomposición propia del sistema capitalista, en la cual solamente tiene una salida: la perspectiva revolucionaria, la cual solamente será posible con una formación teórico-práctica que contribuya a resolver sus problemas generales, así como la necesidad de luchar por una transformación radical de la sociedad. Por ello demandamos la integración de la juventud a las filas de la Unión de la Juventud Revolucionaria de México, así como en las del Partido Comunista de México (marxista-leninista), donde tendrán su puesto de combate para materializar dicha misión histórica que se le ha encomendado a los jóvenes hacia el cubrimiento de sus demandas más sentidas y la construcción de un mundo nuevo; donde el poder sea un instrumento que contribuya al cese de toda explotación y opresión del hombre por el hombre.


 Bibliografía
Estadísticas a propósito del Día Internacional de la Juventud. INEGI. http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2015/juventud0.pdf
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Documentos Básicos de la Ujrm. Ediciones Joven Guardia. https://www.dropbox.com/s/szs8qvvm1djsa4t/documentos%20b%C3%A1sicos.pdf?dl=0
Partido Comunista de México (marxista-leninista). Las enseñanzas de la insurrección de 2006 en Oaxaca, una táctica vigente en la lucha por el derrocamiento del régimen. Ediciones Vanguardia Proletaria. https://issuu.com/gringowmadhatter/docs/comunismo

0 comentarios:

Publicar un comentario