Ir al contenido principal

Vanguardia Proletaria número 464: Hagamos de septiembre un mes de lucha

Vanguardia Proletaria número 464: Hagamos de septiembre un mes de lucha

Contenido:
-EDITORIAL Aylan Kurdi y la necesidad de la revolución proletaria
-El GIEI de la CIDH derrumba la “verdad histórica” de la PGR-EPN
-2o Congreso de la Unión General de Trabajadores de México (UGTM)
-¡Justicia a los trabajadores de la Unión Nacional de Técnicos y
Profesionistas Petroleros!
-Paro de estibadores en el Puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán
-Recorte al presupuesto de las universidades
-Guatemala: el general en la cárcel, la oligarquía mantiene el poder y el pueblo seguirá luchando
Sección JOVEN GUARDIA:
-Preparar este 26 de septiembre y 2 de octubre para que la juventud inunde las calles
-Recorte al presupuesto de las universidades
-Avanza el movimiento por el acceso a la educación

Clic en la imagen:

Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

Contra la militarización de la UNAM y del país

Luego de la balacera del pasado 23  de febrero, la rectoría general de UNAM ha levantado una campaña con el mensaje “no es tu amigo, es un narco”. A la par los medios de comunicación han fortalecido el mensaje de que la universidad está inmersa en un peligroso escenario delictivo; sin embargo los  objetivos de esta campaña no obedecen a los intereses de los estudiantes y mucho menos del pueblo, que con sus impuestos paga la universidad.
El narcotráfico es una importante industria trasnacional de millones de dólares anuales que está inmersa en el sistema capitalista y es una de sus expresiones más descompuestas; en México ha sido financiada y promovida por el imperialismo norteamericano, Estados Unidos es el principal mercado de consumo de drogas, así mismo su política de guerra está dirigida por la industria armamentística que obtiene ganancias millonarias, tanto con la venta de armas al narcotráfico como la venta de estas al gobierno mexicano para el “combate al narco”, a esto se suma…

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!