Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

2014, Año de lucha y de escuela de formación política para las masas

El último trimestre del 2014 ha sido una importante escuela de enseñanza política para los obreros, campesinos, la juventud y demás sectores populares. A la agresión del Estado contra el pueblo en general y contra los estudiantes normalistas en particular se le ha respondido con elevación de las formas de organización, con la creación de la Asamblea Nacional Popular que aglutina de manera unitaria a decenas de organizaciones y movimientos sociales de todo el país que han conformado esta estructura también como resultado de una madurez política del movimiento popular que cada vez ubica más la necesidad de conformar un Frente Único de todo el pueblo que le haga frente a la imposición de las reformas estructurales y la política reaccionaria del régimen por lo que se vienen conformando desde hace tiempo procesos de unidad que se han potenciado en coyunturas de lucha como fue la fuerte movilización del magisterio en el 2013. El movimiento estudiantil también respondió a la agresión con organización, conformando la Asamblea Inter universitaria y más adelante la Coordinadora Nacional Estudiantil como espacios donde va quedando claro que las asambleas con la discusión más amplia, la toma de decisiones colectiva y las definiciones empujadas por las mayorías son las formas más desarrolladas en que se debe definir el rumbo de la lucha.
 No sólo se le ha respondido al Estado con elevación de las formas de organización sino necesariamente se ha enlazado con la elevación de las formas de  lucha de las masas donde la cualidad fundamental ha sido la de desarrollar jornadas de lucha y paros nacionales en todo el país acompañados por acciones internacionales.  Esto ha contribuido para que las masas empiecen a ubicar la necesidad de la movilización y resistencia a las imposiciones del régimen, de ahí que en las últimas semanas se vengan desarrollando una serie de expresiones  de lucha detonadas de forma espontánea como ha sido el bloqueo de 12 horas de la carretera México-Cuernavaca el 14 de Noviembre por parte de habitantes de 3 Marías en respuesta a los constantes secuestros y cuya exigencia llevo a los pobladores a retener al secretario de Gobierno del estado de Morelos hasta que se cumplieran sus demandas, de forma similar a como en Guerrero días antes Maestros de la CETEG movilizados retuvieron al Sub secretario de seguridad Pública hasta que el estado cumpliera con su papel y garantizara la liberación de profesores detenidos arbitrariamente. En Ecatepec Edo. de Méx. a finales de Octubre más de 1000 pobladores incendiaron cinco patrullas y una caseta de vigilancia, exigiendo se aplicara justicia a secuestradores detenidos previamente por la población, de forma similar ante un secuestro a finales de Noviembre en Nicolás Romero Edo. de Méx. la población se movilizó cerrando por 10 horas la vía corta a Morelia e incendiando dos patrullas, demostrando en ambos  ejemplos la  inconformidad que aún que es intuitiva existe de manera generalizada contra el papel que juegan las fuerzas policiacas del Estado.
El estudiantado también se ha fortalecido políticamente  y aprendido de los paros desarrollados en más de 150 planteles del país, así como de la Huelga general del IPN y sus triunfos parciales, por lo que en este 2015 las huelgas y los paros por demandas reivindicativas se generalizarán en todo el país. 
Otro  importante sector que está saliendo a la pelea es el de la salud, el movimiento #YoSoy17 fue una de las expresiones iniciales de este sector, y a finales del  2014 un proceso más fuerte se está agitando por la defensa de la profesionalización de los servicios de salud  en las áreas de enfermería, trabajo social y rehabilitación  en contra de los cambio a la ley general de salud, proceso que está convocando a un paro nacional en los hospitales para el 6 de Enero, tarea que a pesar de la incipiente organización gremial se ha planteado como paso inmediato producto también de las experiencias que este sector a volteado a ver en el proceso de lucha de la CNTE y el movimiento popular desarrollado del 2013 a este 2015.
 En respuesta a estas acciones de las masas se sigue recrudeciendo la forma en que el Estado está respondiendo con acciones que hacen recordar la esencia de las dictaduras militares de América Latina. Cuyo contenido fundamental eran las acciones francas y abiertas por parte del Estado contra el movimiento popular para garantizar  la imposición de todas las medidas que requería la burguesía y detener la organización de las masas. Hoy en este mismo sentido se vienen dando las agresiones al movimiento con detenciones completamente arbitraritas como las ejercidas contra Bryan Reyes Rodríguez y Jacqueline Santana, así como de Rubén Sarabia “Simitrio” de la UPVA 28 de octubre,  la escalada de agresiones y torturas contra estudiantes como Sandino Buccio de Filosofía de la UNAM,  Manuel Esquer de la UAM-Xochimilco, Julio Reynoso del IEMS;   así como los asesinatos de Edith Gutiérrez Pérez del IPN y Anayeli Bautista de la UNAM  que coincidieron con los  momentos políticos en los que salieron a la luz las detenciones arbitrarias y levantamiento de estudiantes por parte de policías.

Estas agresiones demuestran la urgente necesidad que existe de consolidar la organización estudiantil expresada  en la Coordinadora Nacional Estudiantil y la organización de todos los sectores del país  con la construcción de la Asamblea  Nacional del Proletariado y los Pueblos de México, cuya primer tarea central será la Huelga Política General para este 2015, de esta manera podremos empezar a abrir una nueva etapa en la lucha de clases en la que los de abajo no quieran y que además, los de arriba no puedan seguir viviendo como hasta entonces.

0 comentarios:

Publicar un comentario