Ir al contenido principal

En Chiapas el 31 de Enero fue Unitario y Combativo

El 31 de Enero en Chiapas se desarrolló con movilización unitaria en las calles, en contra de toda la política neoliberal, asumiendo la convocatoria las organizaciones que conforman el Frente Campesino y Popular de Chiapas, la Coordinadora de Organizaciones Movimiento Plan de Ayala Siglo XXI, Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, el MOCRI CNPA MN, y organizaciones juveniles y estudiantiles. En las principales regiones del estado hubo acciones en las calles, en Tuxtla, se convocaron dos movilizaciones, una partió a las 10:00 am de la Diana Cazadora y la siguiente a las 4:00 pm, se desarrollaron movilizaciones en San Cristóbal, Comitán, Comalapa, Motizintla, Villa las Rosas, La Concordia, Tapachula, Ocosingo.

En todas estas las banderas rojas de la UJRM estuvieron presentes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

Contra la militarización de la UNAM y del país

Luego de la balacera del pasado 23  de febrero, la rectoría general de UNAM ha levantado una campaña con el mensaje “no es tu amigo, es un narco”. A la par los medios de comunicación han fortalecido el mensaje de que la universidad está inmersa en un peligroso escenario delictivo; sin embargo los  objetivos de esta campaña no obedecen a los intereses de los estudiantes y mucho menos del pueblo, que con sus impuestos paga la universidad.
El narcotráfico es una importante industria trasnacional de millones de dólares anuales que está inmersa en el sistema capitalista y es una de sus expresiones más descompuestas; en México ha sido financiada y promovida por el imperialismo norteamericano, Estados Unidos es el principal mercado de consumo de drogas, así mismo su política de guerra está dirigida por la industria armamentística que obtiene ganancias millonarias, tanto con la venta de armas al narcotráfico como la venta de estas al gobierno mexicano para el “combate al narco”, a esto se suma…

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!