Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

Programa socialista y poder soviético de masas

Los esfuerzos del régimen para sacarle jugo a maniobra de “unidad nacional” a través del “Pacto por México” y su “Cruzada contra el hambre” empiezan a hacer agua. Y ello no por los desacuerdos fingidos tanto en el PRI como en el PRD y en el PAN; o en ciertos sectores del charrismo sindical y los sindicatos patronales; sino fundamentalmente en el crecimiento de resistencia popular, en la elevación de sus formas de lucha, en la búsqueda de caminos para la consolidación del frente único de todo el pueblo por la revolución proletaria y la necesidad de una Gran Asamblea Nacional Constituyente Democrática, Proletaria y Popular.

La Juventud se moviliza en las calles
A la historia que conjugan: Insurrección Zapatista/Juntas de Buen Gobierno - Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias / Policía Comunitaria- Huelga del CGH-UNAM - Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra en San Salvador Atenco - Huelga/Insurrección de la Ciudad Proletaria de Lázaro Cárdenas, Michoacán - Huelga General e Insurrección de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca - Milicias en Cherán y la Zona Purépecha en Michoacán - Milicias en las regiones de La Montaña, Costa Chica, Costa Grande, Zona Centro y Zona Norte del Estado de Guerrero y en otros estados - Brigadas de resistencia contra las trasnacionales como en la Barra de Santa Teresa en la Región del Istmo oaxaqueño - La Batalla de San Lázaro del 1DMX, etc., y a los esfuerzos que constituyen el proceso de frente único de todo el pueblo; nos convoca, la urgente necesidad de las definiciones programáticas y las vías para alcanzarlas.

En el terreno del Programa, nuestra clase obrera, la juventud y los pueblos de México, al piso común que compartimos con otras clases y fuerzas políticas e ideológicas de luchar por mejores condiciones de vida, de trabajo y estudio para las amplias masas y confrontar abiertamente la economía y políticas neoliberales y el proceso de fascistización, debemos de poner al frente el objetivo de obtener la victoria de la revolución socialista a través de la táctica y la estrategia de la revolución proletaria y la dictadura revolucionaria del proletariado, pues las condiciones materiales para este salto cualitativo en el desarrollo de la humanidad, están dadas y maduras en nuestro país. El Capitalismo monopolista de estado en México, ha llevado a tal grado el desarrollo de las fuerzas productivas que la solución a los grandes y graves problemas nacionales, sólo pueden ser resueltos a través de la socialización de los principales medios de producción como propiedad de todo el pueblo y la construcción de una economía centralizada y planificada con lo cual iniciemos, de verdad, el proceso de reducir las diferencias entre la ciudad y el campo, entre el trabajo manual e intelectual, entre el hombre y la mujer y entre generaciones. 

Marcha 18 de marzo contra la reforma energética
Marcha 18 de marzo contra la reforma energética foto:fb Frente de Unión Rev-

En el terreno de las vías para alcanzar estos objetivos programáticos, está claro que todas las formas de lucha y organización deben ponerse al servicio de éstos, pero de las formas de lucha, tenemos que cuidar y cualificar los procesos embrionarios del nuestro poder soviético (asambleas populares, consejos, etc.) como órganos deliberativos- legislativos-ejecutivos que buscan de manera práctica (como dijera Marx: más vale un paso práctico que mil programas) la solución a los pequeños y grandes problemas de las masas; y como órganos de insurrección y destrucción contra el poder burgués y la construcción y sostenimiento del poder proletario-popular. Las enseñanzas históricas como la Comuna de París y la dictadura del proletariado en la exURSS y el ex-campo socialista y los distintos procesos revolucionarios, como las enseñanzas prácticas que recorren la geografía política hoy, como la Euro Huelga General del 14N; los levantamientos en el Norte de África, los avances del neozapatismo en aspectos económicos, políticos, culturales y sociales; y muchos otros ejemplos, son textos de lucha de clases de los cuales podemos y tenemos que aprender y si es conveniente, superar. 

Así está la lucha de clases del proletariado, la juventud y los pueblos por estos días.

Publicado en Vanguardia Proletaria No 407

0 comentarios:

Publicar un comentario