Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

CJAA: México: la protesta social se convierte en un crimen

Articulo publicado por la Corriente de Jóvenes Antifascista y Antiimperialistas (Venezuela) el martes, 11 de diciembre de 2012

Bryan Reyes, preso político de México y activista de izquierda podría ser sometido a una pena de 5 a 30 años de prisión por el delito de luchar por los intereses de los oprimidos
Bryan Reyes, estudiante
y activista del Movimiento
#YoSoy132, actualmente
preso político
Caracas, diciembre 2012. Prensa Antifascista.- Un síntoma del desmoronamiento del sistema capitalista, es la aceleración ininterrumpida de la política burguesa hacia la reacción. Esto conlleva a la represión por parte del Estado burgués contra los sectores progresistas que ansían un cambio en sus condiciones de vida, la persecución y criminalización contra aquellos que protestan y exigen unas condiciones de vida más humanas, se va convirtiendo en algo cotidiano.
Es esto lo que ha ocurrido en México, país que, como sabemos, sus gobiernos han sido históricamente un fiel instrumento del imperialismo norteamericano para sumir en la miseria y la explotación a su propio pueblo.
El pasado primero de diciembre del presente año 2012, tomó posesión presidencial el candidato del PRI Enrique Peña Nieto en la Cámara de Diputados. Desde 1929, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha tenido un monopolio casi exclusivo en la vida política de México y junto a otros partidos (PAN, PRD), se han encargado de imponer la dictadura burguesa contra los trabajadores y el pueblo humilde y explotado.
Como es costumbre en ese país, el fraude electoral ha sido norma general en los comicios electorales. Esta vez no fue la excepción. Miles de personas marcharon hasta las cercanías de la Cámara de Diputados para rechazar la imposición de un Presidente ilegítimo.
Las fuerte represión no se hizo esperar, los manifestantes se defendieron de la arremetida y los enfrentamientos se extendieron durante todo el día. El saldo fue de más de 150 detenidos, de los cuales se ha liberado buena parte de ellos, pero aun quedan 14 presos políticos, de lo que se teme que sean sentenciados a penas de cárcel mayores.

Particularmente el camarada Bryan Reyes de 26 años, estudiante de la Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y activista político integrante del Movimiento #YoSoy132 de la Asamblea Local Acampada Revolución 132. El caso del compañero Reyes, está siendo tratado por separado en otro juzgado, es decir, aparte del resto de los detenidos.
La gravedad de la situación estriba en que este compañero está siendo acusado de "alterar la paz pública", por lo que se le ha dictado auto de formal prisión. Esta sentencia podría acarrearle una pena que iría de 5 a 30 años de cárcel, significando un golpe bajo a los movimientos populares y juveniles de América Latina.
En tal sentido, desde la Corriente de Jóvenes Antifascistas y Antiimperialistas de Venezuela (CJAA), haciendo uso de nuestro compromiso internacionalista, nos solidarizamos con todas las organizaciones revolucionarias de México que luchan contra la imposición de un gobierno títere de los intereses privados y, exigimos la libertad inmediata y sin cargos del compañero Bryan Reyes y el resto de los detenidos.
Comité Nacional Antifascista.
Diciembre de 2012.
Caracas-Venezuela.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario