Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

Resolución final del XXIII Campamento Internacional de la Juventud Antifascista y Antiimperialista (CIJAA)

Concentrados en la Universidad Bolivariana de Venezuela, jóvenes de distintos países del mundo (Alemania, Argentina, Austria, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Francia, Inglaterra, Líbano, México, País Vasco, Perú, República Dominicana, Turquía,  y Venezuela), motivados por las luchas  de los jóvenes quienes junto a los trabajadores y los pueblos en general unen sus fuerzas  en distintas partes del planeta para hacer frente al imperialismo y sus medidas. Nos hemos reunido con el propósito de realizar el XXIII Campamento Internacional Antifascista y Antiimperialista (23 CIJAA) en las instalaciones de la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV durante los días 4 al 11 de agosto del presente año. Delegados nacionales e internacionales fortalecieron el debate político ideológico y expusieron, desde una visión revolucionaria,   sus opiniones sobre la situación mundial en lo general y en sus países en particular.

Durante los días de discusión hemos debatido diferentes elementos en lo político, económico, social, educativo, ambiental, con actividades culturales y deportivas, que permitieron un fraterno intercambio entre las diversas delegaciones. Los puntos de vista que los delegados nacionales e internacionales hemos intercambiado han ayudado a fortalecer la discusión e ir cerrando filas ante las problemáticas que afrontamos los jóvenes a nivel mundial.

Durante estos días hemos podido constatar las diversas realidades que vivimos los jóvenes trabajadores, campesinos, artesanos, cultores y estudiantes en los distintos países del mundo. Estas realidades confirman la necesidad de que nuestras luchas trasciendan de lo meramente reivindicativo a la lucha revolucionaria por la construcción del socialismo como única vía para enfrentar las consecuencias del capitalismo.

En el desarrollo del evento hemos fortalecido nuestra conciencia antifascista y antiimperialista, hemos estrechado los compromisos de seguir la lucha revolucionaria, de unificar esfuerzos entre nuestras organizaciones como una viva expresión del internacionalismo proletario.

La guerra, un recurso de los imperialistas para el nuevo reparto del mundo

La crisis general del capitalismo ha puesto al desnudo las carencias del sistema capitalista, que no ha podido superar la actual situación, por lo que las potencias imperialistas intentan poner sobre las espaldas del proletariado todo el peso de la crisis,  y para esto aumentan la explotación de la clase obrera,  se organizan para la guerra de rapiña contra distintos países para  hacerse de sus recursos, en especial el agua, petróleo y los minerales, ampliando la devastación del medio ambiente.


Los imperialistas desarrollan acciones bélicas contra los pueblos, así quedó demostrado  con las agresiones militares contra Libia y Siria, las cuales se han desarrollado con la mirada complaciente de los organismos internacionales que una vez más han demostrado  su triste papel de peones del imperialismo. Con el silencio cómplice de estos organismos se han producido intervenciones, masacres, bombardeos, entre otras acciones que llevan a cabo los imperialistas para saquear las riquezas de los pueblos y utilizarlas en  favor de sus intereses.

Con la guerra crecen las ganancias para la industria armamentista, que pertenece a los más poderosos grupos económicos del planeta ubicados en EE.UU y Europa Occidental. Estas empresas incrementaron las ventas de armamento en más de 50% entre 2000 y 2010 para sustentar las agresiones, sometiendo los pueblos a terribles situaciones. 

Las medidas de los imperialistas ante la crisis

Los capitalistas han tomado diversas medidas con la firme intención de profundizar la explotación de los trabajadores y los pueblos, para garantizar sus ingresos, haciendo que la crisis recaiga sobre la clase obrera, para esto  bajan salarios, extienden la jornada de trabajo, aplican recortes presupuestarios a la salud y educación, eliminan beneficios sociales y dejan a miles de trabajadores desempleados, los cuales experimentan  día tras días la pauperización de su situación.

Las medidas que aplican las clases dominantes significan hambre y miseria para las mayorías oprimidas, ante esto los jóvenes del mundo nos organizamos para rechazar con fuerza las medidas imperialistas, sumándonos a las manifestaciones de rechazo a estas, tomamos las calles de las principales ciudades del mundo, enfrentando a los cuerpos de seguridad que reprimen con violencia, a pesar de esto no nos rendimos, todo lo contrario, cada día se suman más jóvenes a estas expresiones de organización y resistencia popular, contra el fascismo y el imperialismo, como lo demuestra este XXIII Campamento.

Viendo esta situación que se desarrolla en el mundo los jóvenes antifascistas, antiimperialistas, revolucionarios y democráticos, presentes en Caracas declaramos:

Rechazamos las guerras que promueven los imperialistas las cuales someten a los pueblos a terribles sufrimientos para satisfacer los intereses de la burguesía.

Rechazamos las políticas de privatización de la educación que desarrollan distintos gobiernos, negando así en la realidad concreta el derecho de la educación de los pueblos. Ante esto levantamos la propuesta de una educación para la emancipación que sea una herramienta para los pueblos en su lucha revolucionaria contra el imperialismo.

Rechazamos la criminalización de la lucha popular como medidas adoptadas por los gobiernos imperialistas, demagogos y pro imperialista que reprimen a los pueblos para imponer paquetes explotadores e intentar hacerlos retroceder en su lucha revolucionaria.

Nos solidarizamos con aquellos compañeros y compañeras que están en prisión por librar la lucha revolucionaria en favor de sus pueblos, enfrentando medidas de corte neoliberal que promueven la minería a cielo abierto, el extractivismo y la explotación más cruel a los trabajadores.

Nos solidarizamos con los pueblos que libran la lucha revolucionaria, utilizando todas las formas de lucha,  contra la opresión del imperialismo.

Respaldamos la lucha librada por el pueblo venezolano en defensa de sus intereses, avanzando contra la derecha interna y contra el imperialismo, saludamos las medidas populares y democráticas asumidas por el presidente Hugo Chávez en favor de la juventud y de las mayorías populares. Abogamos porque el pueblo venezolano   profundice  y fortalezca los cambios sociales en favor de las mayorías explotadas y oprimidas derrotando las pretensiones de la derecha más recalcitrante de volver a dirigir los destinos de ese país.

Nos declaramos en permanente alerta ante el surgimiento de grupos violentos de extrema derecha, como es el caso de los neofascistas en Europa y los grupos paramilitares en América,  ya que estos grupos  son un instrumento del imperialismo para enfrentar la lucha revolucionaria de los pueblos.
Reivindicamos el socialismo como respuesta realmente revolucionaria que tienen los pueblos frente al capitalismo, única posibilidad real de superar definitivamente las crisis y garantizar la satisfacción de las necesidades a las mayorías.

Desde ya hacemos el llamado a todos los jóvenes para movilizarse y participar en el próximo campamento antifascista y antiimperialista a realizarse  en el año 2014, esto nos ubica la tarea de fortalecer nuestros trabajos en el seno de la juventud  para seguir luchando por conquistas democráticas, populares y antiimperialistas y que el próximo campamento sea un espacio para compartir y fortalecernos con las experiencias combativas y victoriosas libradas al calor de nuestros pueblos.

QUE LA CRISIS LA PAGUE LA BURGUESÍA, NO LA JUVENTUD Y LOS PUEBLOS
VIVA EL CAMPAMENTO INTERNACIONAL DE LA JUVENTUD ANTIFASCISTA Y ANTIIMPERIALISTA











0 comentarios:

Publicar un comentario