Ir al contenido principal

El Que Hacer del CGR

El que hacer del CGR

Como UJRM es parte de nuestra táctica entre la juventud estudiantil es la creación de estructuras legales estudiantiles reconocidas por las leyes orgánicas de los diversos centros de estudio, pero su carácter de sóviet, asambleísta, consegista es por lo que luchamos que sea implantado en cada centro de estudio. Este espacio es amplio y democrático, por lo cual las decisiones se toman mediante el consenso político, resaltando siempre un espíritu unitario, en pro de ejercer el nivel más elevado de la organización estudiantil naciente de la representatividad de las asambleas de grupo, en pro de elevar las formas de lucha estudiantiles y hacerlas participes y del proletariado.





En la Universidad Autónoma Chapingo se cuenta con este tipo de órgano, el Consejo General de Representantes (CGR) y su Comité Ejecutivo Estudiantil (CEE) creado a raíces de la movilización estudiantil de 1968, este órgano en su naciente cumplió y fue par de muchas luchas y triunfos estudiantiles como el defender el carácter gratuito de la institución, el edificio estudiantil, los fotocupones (vales de copias), la creación de Autoconstrucción (cuartos estudiantiles externos). Hoy en día el CGR ha perdido su representatividad y la credibilidad entre su base, lo que ha facilitado que a cada paso cauteloso de rectoría fraccione las victorias estudiantiles, lo vemos con la perdida de las manos del CEE-CGR sobre el casino estudiantil, los fotocupones, la administración del edificio estudiantil, con la futura reparación del edifico estudiantil lo cual dejaría sin oficinas a la organización estudiantil “momentáneamente”, mientas su base estudiantil mediáticamente conformes con victorias ya caducas e independientes de las manos estudiantiles.


En este flujo de caos capitalista la organización estudiantil hierve por retornarse naciente de las demandas estudiantiles, rugiente de ser naciente de la dirección de sus asambleas grupales, recuperar la credibilidad de la organización es punto de hacer creer a los ahora CGRristas, que son participes de una organización gremial, de carácter vertical (que se guía de la discusión de sus estructuras), despojemos de este órgano ese carácter amiguista, burocrático, expontaneo oportunista, horizontal (democracia absoluta del pleno CGR que impide el trabajo de las comisiones) que carece de dirección.

Sepamos la base estudiantil que el CGR es independiente inherente a las decisiones y opiniones de Honorable Consejo Universitario (HCU) pues raspa el carácter del CGR como democrático e independiente, pues este no puede determinar el cómo administrarnos, pues no hay cabida para que el HCU llegue o no determinar la existencia del CEE ni del CGR, es pues por esto preciso que la base estudiantil por medio de su máxima representación salvaguarde el edificio estudiantil como propiedad de los estudiantes, no mañosamente como lo hace el HCU estimando ser propiedad de la comunidad universitaria.

Es hacernos creer a la base estudiantil que tenemos la fuerza para exigir y construir otro comedor, por la creación de dos turnos para el aumento de matrícula, por el aumento de los 90% de becados ya existentes, y no esperemos que nuestras solicitudes encarnadas por masas estudiantiles corran dirigidas solamente a rectoría, que también vallan dirigidas a ese grupo de oligarcas que a pasos agigantados han fracturado el carácter de la educación gratuita en el país enmarcado en el artículo 3° de la constitución, y que indiquemos en la posdata que Chapingo mantiene la perspectiva de creación de más centros de estudio que adopten su carácter educativo y organizativo.


Es cuestión del CEE-CGR y base estudiantil preguntarse si es que quieren ser participes de la construcción de la educación gratuita en el país, el ejemplo de la organización estudiantil a seguir, entonces empecemos defendiéndola desde Chapingo y empecemos reactivando nuestras asambleas grupales, adoptemos y ágamo nuestro la consigna:

¡TODO EL PODER AL CGR¡

El Que Hacer del CGR

Comentarios

Entradas populares de este blog

1968-2018 levantemos las banderas del movimiento estudiantil

Contra la militarización de la UNAM y del país

Luego de la balacera del pasado 23  de febrero, la rectoría general de UNAM ha levantado una campaña con el mensaje “no es tu amigo, es un narco”. A la par los medios de comunicación han fortalecido el mensaje de que la universidad está inmersa en un peligroso escenario delictivo; sin embargo los  objetivos de esta campaña no obedecen a los intereses de los estudiantes y mucho menos del pueblo, que con sus impuestos paga la universidad.
El narcotráfico es una importante industria trasnacional de millones de dólares anuales que está inmersa en el sistema capitalista y es una de sus expresiones más descompuestas; en México ha sido financiada y promovida por el imperialismo norteamericano, Estados Unidos es el principal mercado de consumo de drogas, así mismo su política de guerra está dirigida por la industria armamentística que obtiene ganancias millonarias, tanto con la venta de armas al narcotráfico como la venta de estas al gobierno mexicano para el “combate al narco”, a esto se suma…

¡Fuera Graue! ¡Vamos por la democratización de la UNAM!